Nacional

Policías en asesinato de los tres diputados

* Los capturados y ya acusados de los crímenes son cuatro y buscan a otros dos * Iban en el vehículo que custodiaba a los diputados, y en el camino al parecer los secuestraron y les dieron muerte atroz * El móvil sigue siendo un misterio, y la acusación descarta la “ejecución extrajudicial” por no estar “implicado el Estado”

GUATEMALA / AFP
Cuatro oficiales de la Policía guatemalteca, incluido un jefe de División, fueron capturados por su presunta vinculación con el asesinato de tres diputados salvadoreños, uno de los cuales fue sepultado este jueves en San Salvador en medio de los pedidos oficiales de justicia.
El ministro de Gobernación, Carlos Vielmann, confirmó la captura de los cuatro miembros de la Policía Nacional Civil (PNC).
Se trata del jefe de la sección contra el crimen organizado de la División de Investigación Criminales (DINC), Luis Arturo Herrera López, de 39 años, así como los agentes José Adolfo Gutiérrez, de 36 años; Marvin Langen Escobar, de 31, y José Estuardo López Arriaga, de 28 años.
Hasta el mediodía de este jueves no había información sobre los móviles del hecho, en el que también murió un chofer de los legisladores, según dijo Vielmann en una rueda de prensa.
Desde San Salvador, el presidente Elías Saca celebró la detención, asegurando que la misma "es una derrota a la impunidad".
"Estamos comenzando a derrotar la impunidad y fortalecemos la institucionalidad (...) Nos sentimos satisfechos de que los culpables estén en manos de la justicia", declaró el mandatario salvadoreño.

Buscan a dos agentes más
Las autoridades guatemaltecas esperaban capturar a otros dos agentes implicados en el asesinato, ocurrido el pasado lunes en las afueras de la capital.
El fiscal de la investigación, Álvaro Matus, explicó que la captura fue posible gracias a pruebas tecnológicas y declaraciones de testigos sobre el momento en que los sospechosos interceptaron el vehículo en que viajaban los diputados.
"Este vehículo en su estructura tiene el sistema GPS (de localización por satélite), por lo que se hizo el seguimiento y análisis del recorrido del automotor y se pudo establecer las horas exactas en que ocurrieron los hechos, también se cuenta con declaraciones de testigos", afirmó Matus.
Entre las pruebas de las autoridades también figura un vídeo en el que se establece que el vehículo en que viajaban los detenidos custodiaba el que utilizaron los diputados en su viaje entre Guatemala y El Salvador.
Los presuntos asesinos siguieron por tres horas el automotor. La ejecución duró alrededor de 15 minutos, de acuerdo con la información oficial.
Los diputados salvadoreños son William Rizziery Pichinte, José Ramón González Rivas y Eduardo José D'Aubuisson Munguía, hijo del controvertido líder anticomunista y fundador de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena), el mayor Roberto D'Aubuisson, ya fallecido.
En San Salvador, decenas de correligionarios de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) le dieron el último adiós a D'Aubuisson.
Una bandera azul, roja y blanca, los colores de Arena, fue colocada sobre el féretro del diputado antes de ser sepultado en el cementerio Montelena.
Los restos de Pichinte, González y Ramírez, todavía se encuentran en Guatemala en una morgue donde les practican diferentes exámenes.

Los acusan de asesinato
Los cuatro policías fueron acusados ayer mismo ante los tribunales por el delito de asesinato, informó una fuente judicial.
El fiscal encargado del caso, Álvaro Matus, dijo a periodistas que el Ministerio Público (MP) "estimó que había elementos suficientes para pedir la captura de los policías".
Aun cuando los capturados pertenecen a una institución del Estado, no cabe el delito de "ejecución extrajudicial", porque al parecer los agentes actuaron por su propia cuenta, aclaró el fiscal general, Juan Luis Florido.
"Ellos actuaron por su propia cuenta y no está implicado el Estado. Implica a la institución policial, pero (la PNC como tal) no tiene nada que ver", anotó.
Los detenidos son el oficial Luis Arturo Herrera López, jefe de la sección del Crimen Organizado de la Dirección de Investigación Criminal (DICN) de la Policía Nacional Civil (PNC), también el oficial José Korki López Arreaga, y los agentes José Adolfo Gutiérrez y Marvin Langen Escobar Méndez, los tres de la DINC.
Los cuatro policías fueron presentados ayer a un juzgado de turno de la Torre de Tribunales, pero el caso será elevado al Juzgado Noveno de Primera Instancia Penal.
El delito por el que son acusados es el de "asesinato", de los diputados salvadoreños ante el Parlamento Centroamericano (Parlacén), Eduardo D'Aubuisson, William Pinchinte, José Ramón González, y el chofer Gerardo Napoleón Ramírez, dijo el fiscal Matus.
Matus comentó que la tecnología de posicionamiento global por satélite (GPS, por sus siglas en inglés) fue la clave para dar con los autores de los asesinatos, porque el vehículo que utilizaron para el hecho, propiedad de la Policía, cuenta con ese instrumento de navegación.
Según la información del GPS, los policías interceptaron a los diputados entre las 10.15 y 10.30 horas locales (16.15 y 16.30 GMT), y durante al menos tres horas los mantuvieron en movimiento, hasta llevarlos al lugar de los asesinatos.
Un vídeo de la Empresa Municipal del Transporte y testimonios de testigos oculares que observaron el vehículo policial custodiando a la camioneta de los parlamentarios, son otras pruebas que implican a los agentes, apuntó.
El ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Carlos Vielman, insistió ayer en que todavía se desconocen los móviles de los asesinatos y que existen varias líneas de investigación que se mantendrán en reserva.

Aún no establecen el móvil
"Estamos por establecer el móvil, el tema es muy serio y de mucha trascendencia, y en cuanto tengamos la estructura criminal la daremos a conocer", subrayó. No obstante, reiteró que "todo apunta a que (el hecho) fue premeditado y planificado", y que además de las dos capturas pendientes, hay más agentes bajo investigación.
Vielman dijo que si bien es "lamentable" que los capturados sean de la PNC, también es "positivo" que la investigación y las detenciones las hayan efectuado miembros de la propia institución.
El director de la PNC, Erwin Sperisen, explicó que los tres diputados y el chofer no estaban armados, y declaró, "policialmente hablando", resuelto el caso.