Nacional

Ortega “equivoca mira”

* “Es represión política”, afirma economista José Luis Medal * Julio Francisco Báez llama a evitar “cacería de brujas” e insta a una reforma integral, equitativa, y a poner todas las exoneraciones sobre la mesa * END pagó 3 millones y medio en impuestos en último periodo fiscal

El presidente de la República, Daniel Ortega, enfiló baterías en contra de los medios de comunicación, llamándolos a pagar impuestos en una manipulación sobre las exoneraciones y la real carga fiscal de los medios, pero no se pronuncia sobre los mil millones de córdobas que adeuda en impuestos la banca privada al Estado de Nicaragua.
Las exoneraciones fiscales en Nicaragua ascienden a más de C$ 5 mil millones de córdobas, un monto que incluso supera el volumen anual de la cooperación internacional (C$ 4 mil millones de córdobas), cooperación con la que se resuelve el déficit fiscal del Presupuesto General de la República.
Las zonas francas, el sector turístico, la renta de la banca privada, la Bolsa de Valores, la Bolsa Agropecuaria, y el sector agropecuario en general, son los más beneficiados por dichas exoneraciones, explicó el economista José Luis Medal. Las exoneraciones a los medios de comunicación no alcanzaban ni el uno por ciento del volumen total hasta hace dos años, y las mismas fueron limitadas por la Ley 528.
Sin embargo, en los últimos días, el presidente Ortega ha sido enfático contra los medios de comunicación, y ha arreciado sus críticas contra éstos hasta ofendiendo a los periodistas profesionales, de quienes dijo son obligados por los dueños a escribir lo que ellos quieren “por sueldos de miseria”.
Medal calificó como “represión política” el interés del presidente Daniel Ortega en resaltar las exoneraciones a los medios de comunicación, cuando esa importación de materiales y equipos no representa ni el uno por ciento del volumen total de exoneraciones.
Tal interés de Ortega contrasta con el silencio del Poder Ejecutivo en el cobro de un mil millones de córdobas que adeuda la banca privada al Estado, por el no pago del Impuesto sobre la Renta en el período 1996-2003.

Conciliación de cuentas con banca privada
El especialista tributario, Julio Francisco Báez, instó a evitar “una cacería de brujas” alrededor del tema de las exoneraciones fiscales, y propuso de nuevo una reforma tributaria integral, con equidad, así como poner sobre la mesa todas las exoneraciones.
Sin embargo, Báez recalcó que el Estado de Nicaragua debe hacer una conciliación de cuentas con la banca privada, pues si bien no se desconoce la deuda interna originada por los Cenis, tampoco es posible ignorar lo que los bancos deben al país.
“La banca privada ha caído en defraudación fiscal”, dijo Báez, insistiendo en que la Dirección General de Ingresos (DGI) había establecido un reparo a los bancos, pero tal proceso fue detenido y hasta ahora se desconoce si será reactivado por las nuevas autoridades.
Báez propuso que el Estado establezca un pago por compensación con la banca privada, previa conciliación de cuentas. “Si los bancos dicen que se desequilibra el sistema financiero si no se honra la deuda interna, hay que decir que el país también se desequilibra si los bancos no cumplen con su deber de pagar impuestos y si no se examina a fondo el tema de las exoneraciones”, apuntó Báez.
Báez instó a la Contraloría, a la Procuraduría y a la DGI a pronunciarse sobre estos impuestos que la banca privada adeuda al Estado de Nicaragua. Báez también recordó que el ahora presidente Ortega prometió renegociar la deuda interna durante su campaña electoral.

END: Sí pagamos
Gabriel Chamorro, Vicegerente General de EL NUEVO DIARIO, explicó que este diario pagó CS$3.5 millones de córdobas en impuestos para el período fiscal 2005-2006, en concepto de Impuesto sobre la Renta (IR) y en la adquisición de bienes y servicios que no son exonerados.
Chamorro destacó que EL NUEVO DIARIO paga impuestos en la compra de vehículos, computadoras y aire acondicionados, y que las exoneraciones constitucionales se aplican estrictamente a la tinta, el papel y maquinaria específica de la rotativa del periódico.
“Cuando hemos comprado carros para el periódico nunca hemos hecho uso de las exoneraciones, siempre hemos pagado todos los impuestos”, afirmó Chamorro.
El vicegerente general de END recalcó que si las exoneraciones fiscales a los medios de comunicación no representan ni el uno por ciento del volumen total de exoneraciones, el gobierno central debería buscar cómo aumentar sus recaudaciones en los sectores que son los más beneficiados.
De lo contrario, afirmó, se trataría de un problema político y de un interés del gobierno por tener controlados a los medios de comunicación.

Las zonas francas son las mimadas
Las zonas francas --usuarias y operadoras-- están exoneradas del Impuesto sobre la Renta (IR), del impuesto General al Valor (IVA) y del Impuesto Selectivo de Consumo (ISC), conforme a la Ley 453, Ley de Equidad Fiscal. Conforman el único sector exonerado de estos tres tipos de impuestos.
Los diplomáticos, las misiones y organismos internacionales, y los representantes diplomáticos están exonerados del IVA y del IR, al igual que las iglesias, denominaciones, confesiones y fundaciones religiosas; los convenios internacionales, universidades y centros de educación técnica superior y vocacional, así como empresas de la industria turística. De igual modo, el cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja.
Del IR están exoneradas las asociaciones, fundaciones, federaciones y confederaciones civiles sin fines de lucro, las instituciones artísticas, científicas, educativas y culturales; sindicatos de trabajadores; la Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos; partidos políticos; los poderes del Estado, ministerios, regiones autónomas, comunidades indígenas, entes autónomos y descentralizados, y demás organismos estatales y cooperativas.
Del IVA también están exoneradas las empresas de artes gráficas, las empresas exportadoras (Régimen de Admisión Temporal), el Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, el Gobierno de la República, gobiernos municipales y las regiones autónomas; las cooperativas de transporte, el MTI, el FISE y el Minsa; así como los medicamentos, vacunas y sueros de consumo humano, órtesis, prótesis, y las maquinarias equipos y repuestos, los insumos y las materias necesarias para la elaboración de estos productos. Del ISC también están exoneradas las empresas exportadoras (sector pesca, industrial, Régimen de Admisión Temporal) y las empresas y cooperativas de pesca.

Fuente: Ley de Equidad Fiscal, DGI.