Nacional

Depredadores impunes desollan los cuajipales


María Haydée Brenes

Un nuevo “modus operandi” tienen los cazadores furtivos dentro del área protegida de Bosawás, y consiste en arrancar la piel de la parte inferior de los cuajipales (caiman cocodrilus) y posteriormente liberarlos a una muerte segura.
Así lo denunció Víctor Campos, Subdirector del Centro Humboldt, quien a la vez informó que pese a que dos de los que cometían esa crueldad con los animales fueron atrapados con las manos en la masa y puestos a la orden del juez, ahora se encuentran libres y amenazando a aquellos habitantes de Bocay que se atrevieron a denunciarlos. “Es una situación dolorosa, los indígenas han encontrado a más de tres cuajipales muertos sin la piel de su panza, que, al parecer, es la más apetecida por los cazadores. A estos señores, Leonel Torres Fonseca y Bryan Javier Lestón, incluso se les encontraron pieles de 10 y 11 pies, lo que era una prueba irrefutable del crimen contra el medio ambiente, sin embargo por un vencimiento de término fueron puestos en libertad”, declaró Campos.

Sentar precedente
En la acción contra los cazadores furtivos que ahora están en libertad participaron el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales por medio de la Secretaría Técnica de Bosawás (Setab), el gobierno municipal, la Procuraduría Ambiental, la Policía, el Ejército de Nicaragua, ONG como el Centro Humboldt e indígenas de la zona.
“En los territorios, ni la Fiscalía ni la Policía tienen suficientes recursos humanos ni económicos, por lo cual hubo una alianza para la consecución de las pruebas, traslado de los cazadores y denuncia para sentar un precedente. Esperábamos un veredicto, pero al final, porque un juez suplente no atendió el caso cuando correspondía, el término se venció y los cazadores andan en libertad, jactándose --lo que es peligroso para los denunciantes-- de que han hecho peores cosas y jamás los han metido presos, y que por pieles de cuajipal menos”, señaló Campos.

Frustración
Pese a la entrada en vigencia de la Ley de Delitos contra el Medio Ambiente en mayo del año pasado, hay frustración en los organismos ambientalistas del país, puesto que aquellos que delinquen son puestos en libertad y continúan actuando en detrimento del medio ambiente.
“Sentimos que el que no se juzgue y condene a los que infringen la ley ambiental es una debilidad de todo el sistema, no sólo de la Fiscalía, porque no se le da la importancia necesaria al tema ambiental, ya que siempre se priorizan los delitos contra las personas y se obvia los delitos contra el medio ambiente que al final son contra todos nosotros. Por la insistencia se ha dado orden de captura para estas personas, pero hasta la fecha andan pavoneándose en Bocay y nadie hace nada para detenerlos como correspondería”, concluyó.