Nacional

Confirman plan para asesinar a Granera

En las próximas horas firmarán la destitución del juez de distrito penal de Rivas, porque se confirmó que "botaba el trabajo en los casos de narcotráfico".

Eloisa Ibarra

El Presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Manuel Martínez afirmó hoy que conoció a ciencia cierta de la existencia de un plan para asesinar a la jefa de la Policía Nacional, primera comisionada, Aminta Granera y al jefe de la policía del departamento de Rivas, comisionado mayor, Carlos Espinosa.
“Con el caso de Rivas se puede llegar a tener jueces sin rostro, porque el narcotráfico internacional no respeta a nadie. A mi me han dicho que me cuide, por mi posición, la seguridad personal me ha dicho que no puedo andar solo y sé de ciencia cierta que había un plan para matar a la Comisionada (Granera) y al jefe de la Policía de Rivas”, dijo Martínez.
Expresó que las amenazas que ahora se dan a la jefa de la Policía Nacional se pueden ir extendiendo. “Hay una organización en la frontera sur pesada, pero ayúdeme a decir pesada” reveló Martínez, tras indicar que todas las instituciones del sistema judicial deben trabajar unidas para enfrentar el narcotráfico internacional que no respeta a nadie.
En ese sentido adelantó que en las próximas horas firmarán la destitución del juez de distrito penal de Rivas, Edward Peter Palma, porque se confirmó que actúo al margen de lo establecido en la ley y la Policía Nacional les expresó que les botaba el trabajo en los casos de narcotráfico, después de que se exponen.
El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) emitió una condena "firme y enérgica" a esas amenazas contra la vida de Granera y consideró que esos planes "se inscriben en un contexto de fragilidad del sistema de administración de justicia”.
La organización no gubernamental también pidió al Estado garantizar las condiciones básicas a la Policía y asignar los recursos necesarios y suficientes para fortalecer su capacidad técnica, logística y profesional, a fin de garantizar seguridad.
La policía continúa investigando esa amenaza de muerte recibida por Granera y que por razones de seguridad no darán mayores detalles.