Nacional

Asesinato del poeta desencadena más misterios y muchos rumores

* Pistas de Policía sólo conducen a callejones sin salida * Criminalistas de Managua tampoco dan pie con bola

Máximo Rugama

ESTELÍ
A cinco días de haberse registrado el asesinato atroz del jurista esteliano Danilo Noel Torres Rodríguez, todavía las autoridades policiales no tienen pistas de los asesinos, pese a que los equipos de especialistas fueron reforzados ayer.
A la casa donde se dieron los hechos, y en la que vivía el escritor y poeta, la Policía ha prohibido todo acceso de personas, tanto ajenas a las investigaciones como a la familia del infortunado, a quien los asesinos ultimaron de treinta y tres puñaladas.
Pese al trabajo arduo, la prudencia, sigilo, y en determinados momentos hermetismo excesivo con que ha actuado la Policía, los especialistas que llevan a cabo las investigaciones no dan con pistas concretas que puedan precisar fehacientemente la identidad de los criminales, así como las causas que motivaron los hechos sangrientos.
Pesquisas centradas en la casa
El escenario principal de los trabajos investigativos de los especialistas es la casa donde vivía el poeta. El teniente Abel Herrera Castillo, portavoz de la Policía en Estelí, al ser consultado, dijo que hasta ahora los oficiales de la entidad no han detenido a nadie ni tienen pistas sobre el hecho.
Una fuente policial externó que existe un “lado oscuro” en este hecho sangriento que ese está impidiendo que todo se aclare, pero despejando esto, el inicio de la madeja comenzará a desenredarse.
Hasta ahora las autoridades policiales han trabajado con sumo cuidado y mesura en las investigaciones, no obstante, algunas personas que venían colaborando en las informaciones se encuentran temerosas ante el mar de especulaciones surgidas tanto públicamente como a nivel de la opinión popular.
Una persona con la que trabajó de cerca el doctor Danilo Noel Torres, inclusive declinó dar declaraciones a los periodistas pese a que había prometido hacerlo.

Elementos que “no calzan”
Algunos elementos y cosas que no calzan en el proceso investigativo son, entre otros, que la camioneta propiedad del doctor Torres, supuestamente a la una de la tarde del sábado (un día antes del suceso) fue reportada ante la Policía como que había sido dejada abandonada en la vía pública, en el barrio “Juan Alberto Blandón”, exactamente de donde fue el depósito regional de la Pepsi Cola, una cuadra al este y dos al norte.
Según la Policía, el cúmulo de especulaciones o versiones surgidas luego de la muerte de Torres Rodríguez, lejos de contribuir al esclarecimiento del hecho, lo complican todo. Tal situación, según parientes y amigos cercanos del jurista, irrespetan su memoria.
En Estelí se ha rumorado que había sido detenida una mujer originaria de Matagalpa, así como un vigilante y un jardinero, pero la Policía niega tales aseveraciones.
Supuestamente un vigilante de una empresa distribuidora de gas licuado que está ubicada frente a la casa que fue escenario del hecho sangriento, ratificó ante la Policía que no vio ni escuchó nada relacionado con este asesinato atroz.

Los visitantes “jardineros”
A la casa del poeta se dice que llegaban varios jardineros, aunque de fuentes extraoficiales se conoció que uno de estos fue abordado por la Policía para conocer si tenía nuevos elementos que contribuyeran al esclarecimiento del hecho, pero que en ningún momento ha sido detenido.
Algunos vecinos del doctor, el domingo en horas de la tarde, dijeron a los periodistas que no habían visto ni oído nada extraño o que les hiciera sospechar sobre el caso, aunque uno expresó que en horas de la mañana del sábado observó al poeta cuando se dirigía a pie hacia la casa de su señora madre, doña Amanda Rodríguez, y que ya no lo volvieron a ver al menos caminando, porque luego se habría movilizado en su camioneta.
Como la casa del doctor Torres es el centro de las investigaciones, hasta ese lugar varias personas han sido citadas apara que emitan algún dato que conozcan sobre los hechos y que ayude a aclararlos.
Varios especialistas, en trazología, biología, medicina forense y otras ciencias forman parte del equipo de investigaciones.
Ayer se especuló que llegarían a esta ciudad los comisionados mayores Horacio Rocha y Carlos Palacios Linarte, para indagar sobre el caso, pero fuentes policiales de Estelí negaron esa especie.
La tarde de este jueves posiblemente la Policía esteliana brinde una conferencia de prensa para aclarar algunas cosas que a nivel de los medios de comunicación han sido publicadas y que están alejadas de la realidad, lo cual ha causado malestar a la familia del difunto.