Nacional

Cierran la “seguridad” extranjera

* Suspensión acordada por la Policía es por seis meses y le aplican una multa

Heberto Rodríguez

La Corporate Security Consultants (CSC) dejará de operar “de forma temporal” en Nicaragua, según dispuso la Policía Nacional luego de revisar la actuación de esta empresa mientras brindaba el servicio de custodia a Eric Stanley Volz, durante el juicio realizado en su contra por el asesinato atroz de la joven Doris Ivania Jiménez, la semana pasada, en el departamento de Rivas.
No obstante, la institución policial no ha notificado de la resolución a la empresa, la cual establece un cierre de operaciones de seis meses y una multa de casi seis mil córdobas, conoció EL NUEVO DIARIO.
La información fue confirmada ayer por el jefe de la División de Relaciones Públicas, comisionado mayor Alonso Sevilla.
“En referencia a la actuación de la empresa CSC, se ha comprobado el uso inadecuado de arma y procedimiento irregular en la custodia de personas”, expresó Sevilla.
“Razón por la cual se ha tomado la siguiente medida administrativa: ocupación y decomiso del arma y cierre temporal de la empresa por seis meses, y multa de C$5,605.06, todo de conformidad con la Ley 510, Ley Especial para el Control y Regulación de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados”, agregó.
La Policía determinó también que el arma que portaba uno de los custodios de Stanley Volz no era un rifle AR-15, sino un fusil marca Bushmaster 5.56 milímetros, semiautomático.

Raro señalamiento de artículo
Sevilla aseguró que por sus características, y de acuerdo con el artículo 10 de la Ley 510, esta arma puede ser portada, pero única y exclusivamente para el cuido de objetivos económicos, empresas, edificios, almacenamientos, propiedades y no para custodia de detenidos.
Sin embargo, dicho artículo no refiere nada sobre las normas que rigen a las empresas de seguridad en Nicaragua, sólo clasifica las armas.
“Cabe señalar que esta resolución está en proceso de notificación a la empresa, misma a la que le asiste el derecho a apelar”, apuntó Sevilla.
Esta empresa se constituyó el 21 de septiembre de 2005, mediante escritura pública ante el notario Dider Alemán Bermúdez, y fue inscrita el 22 de septiembre en el Registro Público Mercantil. Y solicitaron permiso a la Policía para operar en el país, el 21 de febrero de 2006.

Un extranjero, representante legal
EL NUEVO DIARIO conoció también que un extranjero de nombre Frank Moesley es el representante de la empresa y funge como gerente general.
Supuestamente esta persona es la que portaba el fusil durante la custodia brindada a Stanley Volz, y por tal razón ha sido destituido por los socios.
La fuente informó, además, que un nicaragüense de nombre Luis Alfonso Hernández, funge en esta empresa como jefe de Operaciones.
Por su parte, la Policía continúa revisando la actuación de los agentes de Rivas, que permitieron que esta empresa se tomara el complejo judicial.

Ésta es la persona que cargaba el fusil Bushmaster 5.56, semiautomático. Supuestamente es el representante de la empresa y actuaba como gerente general. Su nombre es Frank Moesley y fue destituido por los socios. MIGUEL MOLINA / END