Nacional

Dos sospechosos en asesinato del poeta

* Policía prepara identikit * Crimen fue entre una y dos de la mañana del domingo * Elementos en la escena del crimen: “vellos, huellas palmares y dactilares”

Oliver Bodan

Managua y Estelí

Dos sujetos no identificados abandonaron la tarde del sábado pasado la camioneta Toyota, gris, placas ES-02856, propiedad del escritor y pintor Danilo Torres Rodríguez, quien fue asesinado atrozmente de 33 estocadas con tres tipos de armas blancas, confirmaron a EL NUEVO DIARIO fuentes oficiales.
El vehículo fue dejado en el barrio “Juan Alberto Blandón”, de Estelí, lejos de la vivienda donde habitaba y fue encontrada la víctima, horas antes del crimen que estremeció al Diamante de Las Segovias.
“Tenemos a alguien que vio a dos tipos que llegaron y parquearon el vehículo como a las dos o tres de la tarde del sábado. El vehículo ahí amaneció hasta que nos llamaron, lo que hicimos fue buscar evidencia, pero como en Estelí ha estado haciendo frío y el vehículo estaba en plena calle, influyó el sereno y llovió, y entonces eso te borra todo”, confirmó el comisionado mayor Marvin Castro, jefe de la Policía de Estelí.
Las fuerzas del orden laboran actualmente en la elaboración de los identikit de los sospechosos. “En eso estamos trabajando con un compañero del Laboratorio, y viendo la posibilidad del retrato hablado, porque hay que ver la distancia y todo”, declaró Castro.
“Tenemos que encontrarlos para preguntarles por qué llevaron la camioneta ahí. A partir de ahí, con el hombre no hay comunicación, no se sabe dónde el hombre está. Entonces, tenemos que ir estableciendo qué hizo, dónde estuvo y con quién anduvo para poder pegar todo”, apuntó.
El oficial recalcó que el crimen fue cometido con “saña”, y descartó el móvil del atraco: “No robaron nada, tenía dinero el hombre”. Confirmó que encontraron “huellas de pies finos que suponemos pueden ser de mujer”, pero hasta el momento no tienen sospechosos identificados en esta dirección.
Castro no quiso referirse si actualmente investigan si el crimen obedeció a una “pasada de cuentas”, dada la atrocidad con la que los asesinos cometieron el delito.
La Policía confirmó que de acuerdo con el dictamen forense se utilizaron tres tipos de armas blancas en el crimen. “Creemos que pueden haber dos o tres personas que participaron en el hecho, y, efectivamente, el ahora occiso tenía 33 estocadas”.
“La escena presenta buenas posibilidades para que con el trabajo que estamos haciendo, levantamiento de evidencias y huellas, podamos --al tener elementos concretos y sospechosos-- hacer un buen trabajo y establecer la identidad de cada uno”, dijo.
El jefe policial detalló la hora del crimen: “De acuerdo a lo que el médico forense dice, desde que se tocó el cadáver, se presumía (la muerte) doce horas antes. Entonces, estamos hablando de entre una y dos de la mañana (del domingo pasado)”.
El jefe policial no quiso referirse a algún conflicto amoroso que provocara la muerte del poeta, o a posibles conflictos profesionales. “Hay muchos elementos en la escena del crimen, vellos, huellas palmares, huellas dactilares que tienen valor identificativo. Con el buen trabajo del equipo del Laboratorio que hicimos, a la hora que tengamos un sospechoso podemos vincularlo bien”.
Castro informó que los vecinos no escucharon ni vieron nada a la hora en que se cometió el crimen. “Ese es el problema, cuando en estos casos ya hay gente que ve y oye, entonces ya hay otra posibilidad. Nadie escuchó ni vio nada, eso nos dificulta más a nosotros, porque se presume que el hecho se dio en la noche o madrugada, después de las doce de la noche”, recalcó.
“Tenemos un equipo a tiempo completo, vamos a utilizar toda la capacidad y recursos que tenemos para esclarecer el delito. Estamos trabajando sospechosos, pero no te puedo decir mucho para no entorpecer las investigaciones”, insistió.
El médico Tulio Torres Rodríguez, hermano menor de la víctima y residente desde hace varios años en Guatemala, dijo tener confianza en las investigaciones policiales. Lamentó que se den especulaciones, y expresó que la familia hasta ahora no tiene sospechas de alguien.
La calle que da acceso a la casa donde ocurrió el hecho sigue cerrada por la Policía Sólo los vecinos pueden entrar.

RECUADRO
Solidaridad de poetas
Máximo Rugama
Una delegación de amigos y escritores del país, encabezados por el poeta Luis Rocha, se movilizó hasta Estelí para estar presente en las exequias del doctor Danilo Torres.
Rocha destacó las cualidades humanas de Torres, y externó que con su asesinato Nicaragua entera pierde a un personaje de gran valía que dio importantes aportes a la poesía, la pintura y la narrativa.
Recordó que Torres era una persona solidaria y sincera. Cuando visitaba esta ciudad, según Rocha, se hospedaba en su casa, y junto con sus hijos realizaban recorridos por el lugar histórico conocido como Las Pintadas, considerado bastión cultural de Estelí.
Destacó el gran valor de sus creaciones literarias, encaminadas alrededor de personajes, y situaciones estelianas. Resaltó que inclusive Torres preparaba un libro en esa dirección.
De acuerdo con las valoraciones de Rocha, la ahora víctima trabajaba también en los últimos años de cara a su pintura. Rocha, uno de los fundadores del Centro Nacional de Escritores, detalló junto a Mario Urtecho que los artistas nicaragüenses han perdido a un valioso miembro.
El asesinato atroz de Torres, según dijeron Rocha y Urtecho, ha causado conmoción en el gremio de los artistas. Rocha, a su modo de ver, la forma en que asesinaron a Danilo demuestra la saña de los autores.
Los dos intelectuales expresaron tener confianza en que la Policía dará con el paradero de los asesinos. Por su parte, el alcalde de Estelí, Pedro Pablo Calderón, detalló que por el caudal de conocimientos y aportes que dio a Estelí, el gobierno local hizo entrega a Torres en diciembre pasado, en ocasión del 115 aniversario de esta ciudad, de la medalla en oro.
El edil se sumó a la demanda de la población para que las autoridades esclarezcan el caso sangriento.