Nacional

Embajador nica en Costa Rica busca amnistía para inmigrantes

El nuevo embajador de Nicaragua en Costa Rica buscará una amnistía parecida a la que se conseguió en Estados Unidos con la denominada Ley de Ajuste Nicaragüense y Alivio Centroamericano que benefició a miles de inmigrantes nicaragüenses, según él.

El nuevo embajador de Nicaragua en Costa Rica, Harold Rivas Reyes, anunció hoy que buscará una amnistía para miles de sus compatriotas inmigrantes que habitan en ese vecino país del sur.
Rivas Reyes, hermano del presidente del Poder Electoral de este país, Roberto Rivas Reyes, y amigo del cardenal Miguel Obando y Bravo, fue juramentado hoy en el cargo por el canciller Samuel Santos.
"Esa es parte de una de mis tareas: tratar de conseguir una amnistía para todos los nicaragüenses que están en Costa Rica", dijo en rueda de prensa el nuevo embajador de Managua en San José. El diplomático destacó que en Costa Rica habitan al menos 500 mil nicas, entre ellos una cantidad que no precisó de ilegales.
Ley Nacara
Manifestó que la amnistía que buscarán será parecida a la conseguida en Estados Unidos con la denominada Ley Nacara que benefició a miles de inmigrantes nicaragüenses.
Rivas Reyes, que durante 16 años sirvió al servicio exterior en Washington, dijo que él fue uno de los gestores para que el congreso estadounidense aprobara la Ley de Ajuste Nicaragüense y Alivio Centroamericano (Nacara). Esta Ley ha beneficiado con residencias permanentes en EEUU a más de 100 mil centroamericanos, muchos de ellos nicaragüenses que emigraron a ese país durante la Guerra Civil de los años 80, en el primer gobierno sandinista.
Aseguró que también contribuyó a la aprobación del Estatus de Protección Temporal, conocido como TPS, que le dio alivio migratorio a más de 4 mil nicaragüenses que emigraron a EEUU tras la destrucción causada por el huracán Mitch en 1998.
"Así que tengo bastante experiencia en asuntos migratorios, donde voy a ayudar bastante", agregó. En ese sentido, Rivas Reyes aseguró que recibió instrucciones del presidente Daniel Ortega, de hacer "lobby" (cabildeo) con las autoridades costarricenses a favor de los inmigrantes de su país.
Adelantó que planteará al gobierno costarricense que la "mano de obra" nicaragüense "le conviene" a ese país, entre otros cosas que no mencionó. Sobre el juicio que Costa Rica entabló contra Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, Holanda, por la navegación en el río San Juan, el diplomático dijo que "hay que estar nada más vigilante, pendiente de que nos vayan a meter ningún gol por ningún lado".
Agregó que buscará como "apaciguar las aguas" en las relaciones con Costa Rica y sugirió que la comunicación entre ambas naciones "debería ser directa y no por los medios de comunicación". Rivas Reyes negó que su nombramiento obedezca a su amistad con el cardenal Obandoo por ser hermano del presidente del Poder Electoral, a quienes Ortega se les ha acercado.
Más bien dijo que fue corrido por el gobierno anterior de Enrique Bolaños, de Washington, por ser amigo de Obando y hermano de Roberto Rivas. También negó señalamientos sobre malos manejos que supuestamente cometió en el consulado de Managua en Washington, y comentó que eso fue "manipulado" por el gobierno anterior.
Al acto de juramentación de Rivas Reyes asistió el presidente del Poder Electoral, quien rechazó que el nombramiento de su hermano a la embajada de Costa Rica sea un premio político de Ortega.