Nacional

Asesinan a poeta

*Estelí consternado por atroz muerte de uno de sus hijos más fecundos *Se especula que sea alguien conocido, porque nadie oyó nada y victima tenía un perro *Fue creador de diversas obras de arte y ensayos literarios, y fue un destacado pintor

Máximo Rugama

ESTELÍ
Gran consternación y una serie de especulaciones ha despertado el asesinato a puñaladas del reconocido jurista, poeta, periodista y escritor esteliano, doctor Danilo Torres Rodríguez.
De acuerdo con informaciones preliminares, el cuerpo sin vida del doctor Torres, de 54 años, fue encontrado por un familiar en el dormitorio. Se especuló en la ciudad de Estelí que una camioneta propiedad del abogado y notario, que estaba en el interior del inmueble, había sido robada por el o los asesinos. A las dos de la tarde de este domingo, la camioneta fue encontrada en el barrio “Juan Alberto Blandón”, ubicado en la zona sur de esta ciudad.
El o los que asesinaron al doctor Danilo Torres, al parecer son personas conocidas y tenían algún nivel de confianza con el ahora fallecido, ya que los vecinos del barrio “Igor Úbeda”, donde está ubicada la casa donde vivía el doctor Torres, no escucharon ni observaron nada extraño, confirmó doña Walkidia Barreda, vecina del lugar. Además, en el inmueble estaba un enorme perro.
Según el informe forense preliminar, el cuerpo sin vida del jurista presenta tres puñaladas en la región abdominal. Al parecer, el o los asesinos le subieron al volumen al televisor para que nadie escuchara nada, porque cuando un familiar entró a la escena del crimen al medio día, el aparato aún estaba encendido.
Un vigilante de una empresa distribuidora de gas butano, frente a la casa donde sucedieron los hechos sangrientos, detalló que eso de las seis de la mañana asumió su turno y no observó nada extraño ni sospechoso.
La muerte del destacado poeta y escritor fue conocida presuntamente por un sobrino y luego por su esposa, ya que la esposa del doctor Torres no estaba en la ciudad de Estelí, pues había viajado a Somoto, donde imparte clases todo el sábado en una universidad.
Desde que las autoridades policiales conocieron del hecho, la circulación de vehículos y de personas civiles que no viven en la zona donde ocurrió el crimen quedó suspendida. Un equipo especial de investigadores se presentó al lugar con la técnica canina, a fin de tratar de rastrear al hechor o los hechores.
A eso de las tres de a tarde de este domingo, el hermano del jurista asesinado, el empresario Fredman Torres, se presentó al lugar, donde desde el medio día estaban los investigadores, el comisionado mayor Marvin Castro y la forense Karla Rosales Mondragón.

Mar de lamentaciones
El ex viceministro de Salud y amigo cercano de Torres, Israel Kontorovsky Artola, lamentó la muerte de Danilo, y dijo que el asesinato no debe quedar en la impunidad. Llamó a las autoridades y a la sociedad misma a parar esta ola de violencia que desangra cada día a la nación
Por su parte, el jurista y amigo personal de Torres, Aran Valdivia Machado, señaló que es hora de que desde la sociedad misma se cree un movimiento fuerte para detener esta escalada de violencia que envuelve al país, y en particular a la ciudad de Estelí.
Los habitantes del barrio “Igor Úbeda”, entre ellos la señora Rosario García, señalaron que Danilo era una persona servicial y amiga, y que jamás se involucró en conflictos que dañaran su reputación.
Danilo era una persona carismática y multifacética: fue el primer secretario político municipal el FSLN después del triunfo revolucionario de 1979, tenía excelente elocuencia y oratoria, y era amigo sincero y dirigente comunitario, cualidades que en pocos profesionales se observan hoy.
Fue creador de diversas obras de arte y ensayos literarios, y un destacado pintor. Su vida estuvo salpicada de arte y cultura, y heredó a Estelí y a Nicaragua una serie de obras, donde su narrativa, además de recrear la mente de sus lectores, impregnaba una rica enseñanza de solidaridad y de amar lo nuestro.
Fue uno de los creadores del Comité de Amigos de los Periodistas. Inclusive, a más de un periodista acompañó a los juzgados y se convirtió en su defensor gratuito, cuando los enemigos de la libertad de expresión trataron vanamente de afectarles.
En una oportunidad, cuando expuso sus obras de arte en su casa de Estelí, destacó que sus cuadros eran desde el pueblo y para el pueblo sencillo y humilde, aunque quienes los compraban eran adinerados.
Danilo, el poeta, como le llamaban los estelianos, tuvo ocho hijos, la mayoría de ellos jóvenes.