Nacional

Pequeñas donaciones en función de medio ambiente


María Haydée Brenes

Biodiversidad, cambios climáticos, aguas internacionales, degradación de tierras y contaminantes orgánicos persistentes, serán los temas de los proyectos que el Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial priorizará este año, de acuerdo con la convocatoria lanzada ayer.
Alfredo Missair, representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), declaró que esta convocatoria del Programa de Pequeñas Donaciones inició en 2004 y ha beneficiado a más de cincuenta comunidades donde ha quedado demostrado que los proyectos locales sí pueden tener un impacto global y no de forma contraria.
“Se premia a los proyectos mejor diseñados, cabe destacar que este programa permite que se llegue a lo local de la forma más contundente que se pueda, y hemos observado que el éxito que se ha tenido está siempre en dependencia de las propuestas de la gente. Este es un día de celebración porque vemos lo que la cooperación puede lograr, este es el programa más tangible que podemos tener y donde los logros se ven porque las personas lo sienten, no porque un consultor lo midió desde un escritorio, esto es la realidad”, declaró Missair.
Las propuestas de proyectos serán recepcionadas a partir del 15 de febrero de 2007 y deberán ubicarse en Nueva Segovia, Estelí, Matagalpa, Jinotega y la Región Autónoma Atlántico Norte. Sin embargo, se aceptarán proyectos en otras regiones del país, siempre que exista alto interés estratégico para el cumplimiento de los objetivos del Programa de Pequeñas Donaciones (PNUD).
Durante el lanzamiento de la convocatoria estuvieron presentes algunos beneficiados por el PPD, como la señora Jessenia Díaz Avilés, quien junto a once vecinas más del municipio de San Ramón, conforman la empresa de papel reciclado “La Pita”.
“Nosotros reciclamos papel y elaboramos artesanías para comercializarlas, gracias al programa que nos benefició podemos sacarle provecho a un elemento contaminante y darnos un empleo que nos brinda ingresos para apoyar la manutención de nuestros hogares”, dijo la señora Díaz.
Por su parte, el señor William Areas manifestó que gracias al PPD pasaron de ser “mieleros” que tumbaban y quemaban árboles en el bosque del volcán Cosigüina, para convertirse en apicultores.
“Antes nosotros quemábamos todo y botábamos árboles por la miel, pero nos enseñaron a tener miel sin necesidad de hacer eso y teniendo más producción”, concluyó.