Nacional

Decretos enrevesados crean caos jurídico

*** Aparece publicado un decreto que reforma el decreto que reformó una ley que no había sido aprobada *** Novedades: Secretaría privada para Políticas Nacionales y “rasuran” la asesoría económica *** Es la política de “tanteo” a la opinión pública, afirma constitucionalista, y manejar la organización del Estado en “arenas movedizas”

El presidente de la República Daniel Ortega reformó de nuevo mediante decreto la organización de la Presidencia, creando una asesoría en Relaciones Exteriores y Asuntos Limítrofes, y una Secretaría Privada para Políticas Nacionales, la que sucede “sin solución de continuidad”, al Consejo de Políticas Nacionales.
El cambio se produjo en el Decreto 20-2007, publicado en La Gaceta del martes 13 de febrero, el cual reforma el Decreto 03-2007, famoso por adelantarse a una reforma a la Ley de Organización y Competencias del Poder Ejecutivo, y que lo dejó ilícito, ilegal e inexistente.
El jurista Cairo Manuel López indicó que las reformas constitucionales de 1995 dan competencia al presidente para dictar decretos en materia administrativa, pero advirtió que las constantes reformas vividas en un mes de gobierno, “ofrecen la imagen de que no había un plan especial sobre cómo organizar el Estado”.
“Tanteo” a opinión pública
El analista enfatizó que parece haber un continuo “tanteo” a la opinión pública en materia de organización del Estado, que crea la impresión de que se vive en “arenas movedizas” en materia jurídica e institucional.
La estructura de la Presidencia de la República se divide en cuatro áreas: las asesorías, el despacho presidencial, las secretarías y los consejos.
En cuanto a las asesorías, Ortega limita la asesoría económica del comandante Bayardo Arce, pues a tal posición se le denomina ahora “Asesor económico” a secas. Antes incluía la asesoría en materia financiera.
También crea la asesoría en Relaciones Exteriores y asuntos limítrofes, un puesto clave debido a los tres juicios ante La Haya por los diferendos con Honduras y Colombia, y por las pretensiones costarricenses de navegar en el río San Juan de Nicaragua.
En el despacho presidencial, el único cambio decretado es en relación con la Secretaría Privada, que ahora será --justamente-- “para Relaciones Internacionales”, y no se sabe cómo se compadece esto con las facultades del canciller.
Finalmente, en lo relativo a las secretarías, conforma la Secretaría Privada para Políticas Nacionales, sucesora del Consejo de Políticas Nacionales. Tal posición la detenta el especialista en gobernabilidad, Paul Oquist.
López enfatizó que cambios tan constantes ofrecen la percepción de que “no había un plan detallado para organizar el Estado”, y reafirmó que lo lógico es que cualquier reforma al Poder Ejecutivo se haga en directa relación con la Ley 290 y su reforma, la Ley 612, recientemente aprobada.

El aeropuerto es de nuevo “Augusto C. Sandino”
El presidente de la República, Daniel Ortega, oficializó el cambio de nombre del Aeropuerto de Managua, que volverá a llamarse “Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino”, conforme al Acuerdo Presidencial 74-2007.
Ortega argumenta en el acuerdo que “en el esfuerzo de ignorar la gesta heroica del padre de la Revolución Popular Sandinista”, el 16 de enero de 2001, el presidente Enrique Bolaños le cambió el nombre al aeropuerto de Managua, llamándolo “Aeropuerto Internacional de Managua”.
A juicio del mandatario, el pueblo de Nicaragua “debe reivindicar su nombre”, y por tanto lo denomina de nuevo “Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino”.

Confirman decapitación en MiFamilia
El presidente Daniel Ortega también oficializó el nombramiento de Rosa Adilia Vizcaya Briones como ministra de familia, en sustitución de Glenda Auxiliadora Ramírez Noguera. Los acuerdos presidenciales en los que Ortega toma estas decisiones, el 78-2007 y el 79-2007, corroboran las indagaciones de EL NUEVO DIARIO sobre el caso.
Vizcaya Briones era la secretaria general de MiFamilia, y fue ascendida a titular de la cartera por ser una persona de mayor confianza para Ortega y su asesor personal, Néstor Moncada Lau, a quien se señaló de llevar a cabo una conspiración para decapitar a Ramírez.