Nacional

Tecnicismo favorece a banda de “El Chiguaco”


Lizbeth García

Por el momento la Fiscalía no acusará a los supuestos miembros de la banda de “El Chiguaco” por el robo con intimidación de dos millones 400 mil córdobas propiedad del Banco de América Central (BAC), porque la única prueba que tenían para relacionar a los acusados con el crimen fue alterada.
Una fuente policial confirmó que los peritos del Laboratorio de la Policía Nacional concluyeron que no se podía practicar peritaje sobre el microbús donde iba el dinero del BAC porque el vehículo fue reparado.
Y es que la Fiscalía sospecha que la camioneta de Cemex de Nicaragua S.A., placas M018634, que recientemente fue ocupada por la Policía, es la misma que los asaltantes usaron para interceptarle el paso al microbús donde se trasladaba el dinero del BAC, y chocar contra él, porque la misma tenía una abolladura en la puerta delantera derecha.
Sin embargo, no fue posible comparar los restos de pintura que quedaron impregnados en la camioneta de Cemex con los del microbús del BAC, porque éste fue reparado casi inmediatamente después de que la Policía ordenó la devolución, señalo la fuente.
La camioneta de Cemex está a la orden de la juez segundo penal de Audiencias de Managua, María Concepción Ugarte, quien ayer admitió la acusación que la fiscal Leyla Prado promovió contra Jimmy Alcócer Cruz, de 26 años; Julio César Castillo, de 31; Enrique Baltasar Cruz Mendoza, de 27, y Francisco Javier López Martínez, de 35 años, quienes fueron señalados por el robo del vehículo.
Los cuatro defensores de los acusados, entre ellos Harold Contreras y Roberto Cruz, señalaron que la acusación no debió haber sido admitida, porque los imputados estuvieron detenidos ilegalmente cinco días, pero además señalaron que la supuesta víctima, Fernando Luna, nunca hizo ningún reconocimiento de reos, por lo que la misma acusación era clara en decir en el primer párrafo que quienes perpetraron el crimen eran cuatro desconocidos.
No obstante, la fiscal Leyla Prado rebatió tal argumento, diciendo que para la víctima eran desconocidos al momento del atraco, empero hay otros testigos que sí reconocieron a los imputados, como las personas que llevaron la camioneta robada a la finca Candelaria para desarmarla, sin que hasta ahora ninguno de ellos haya presentado documento alguno que avalase la posesión del vehículo.
La audiencia inicial del juicio por el robo de la camioneta de Cemex será el 19 de febrero a las diez de la mañana.