Nacional

Despidos también tocan Cancillería


Al igual que en todo el aparato de gobierno, los despidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores se están dando en los principales cargos, pero éstos se realizan de manera paulatina, al suave, al mejor estilo del mundo diplomático.
Fuentes diplomáticas informaron que el agente de Nicaragua ante La Haya para el caso de Costa Rica, realiza de una manera ordenada la entrega de toda la documentación sobre el río San Juan, en vista de que para el 29 de mayo está programada la entrega de la Contramemoria ante la Corte Internacional de Justicia, por lo que es obvio que dejará su cargo en los próximos días.
Esa documentación está siendo recibida por el doctor Carlos Argüello, agente de Nicaragua en La Haya para las demandas que Nicaragua interpuso contra Honduras y Colombia.
Asimismo, las fuentes diplomáticas agregaron que el doctor Julio Saborío, miembro del equipo jurídico territorial de la Cancillería fue obligado a interponer su renuncia al igual que el director administrativo, Rodrigo Sánchez.
Días antes fueron despedidos el director de organismos internacionales, Mauricio Díaz, y el director de comunicaciones, Oscar García, así como varios miembros del personal de apoyo del canciller y del vicecanciller.
Otro que supuestamente será despedido es el asesor, Ariel Granera. Nuestra fuente indica que a éste no le han notificado la decisión porque se encuentra de vacaciones.
Sin embargo, el canciller Samuel Santos negó que se estén dando cambios en el equipo jurídico de Nicaragua, y aunque intentó aceptar algunos cambios, repentinamente se negó a revelarlos, argumentando que es un asunto delicado.
Un argentino de embajador en Cuba
El canciller Santos admitió que varios embajadores de Nicaragua en distintos países también han renunciado a sus cargos, pero se negó revelar quiénes son, al igual que tampoco informó sobre futuros nombramientos.
En ese orden, Nicaragua profundizó las relaciones con Cuba ayer martes, cuando el canciller Samuel Santos juramentó como embajador de Nicaragua en Cuba a Luis Cabrera González, un ciudadano originario de Argentina, quien durante la última década se desempeñó como representante del Frente Sandinista y del actual presidente, Daniel Ortega, en La Habana, y con alguna ingrata recordación en la historia del periodismo nacional.
“Me lleno del más alto grado de satisfacción, al restablecer al máximo nivel de representación diplomática de nuestro país, ante el gobierno, pueblo y Partido Comunista de la hermana república de Cuba”, expresó Samuel Santos al anunciar la juramentación de Cabrera.
El canciller expresó que en cumplimiento a la orientación precisa que le encomendó el presidente Daniel Ortega, desde su labor diplomática debe contribuir con la política de defensa de la soberanía y promover la unidad del pueblo de Nicaragua con el resto de pueblos latinoamericanos y caribeños.