Nacional

Crecen los despidos

• No ha valido Ley de Servicio Civil, pues han inventado que se trata de “reestructuración” • Denuncian que entre Ministra, Fetsalud y Mitrab preparan una barrida en Minsa que va de 350 a 500 personas

Un total de 348 personas despedidas, y la sombra del desempleo acechando de 350 a 500 trabajadores del Ministerio de Salud, es el balance laboral del primer mes de mandato del presidente Daniel Ortega.
La escoba que ha pasado por diversas instituciones, comenzando por la Presidencia de la República, no ha perdonado a personal que no profese la ideología del actual presidente, contrariando su discurso de campaña que prometía “Trabajo, paz y reconciliación”.
La Ley de Servicio Civil y de Carrera Administrativa (Ley 476) a la que muchos de los despedidos se aferraron, no valió. Amparándose en el artículo 111, referido a “Reestructuración y Reorganización Institucional”, los trabajadores han sido enviados a sus casas.
De acuerdo con dicho artículo, éste es aplicable “cuando los programas de reestructuración institucional o de reorganización determinan el cese de funcionarios o empleados”, y los efectos de la extinción se establecerán en los correspondientes Programas o Planes de adaptación de los Recursos Humanos formulados por el Gobierno y aprobados por el ente rector y con respeto a los derechos establecidos para los funcionarios y empleados en la presente Ley”.
Pese a lo que cita la ley, para los trabajadores cesanteados este artículo fue mal interpretado por los “nuevos” jefes, pues una reestructuración está ligada a cambios, y en las instituciones, a excepción de la Presidencia, donde los trabajadores se quedaron en el aire por la negativa del presidente Ortega de despachar desde la casa mamón, todas las funciones continúan de la misma forma.
Temor a represalias
El presidente de la Comisión de Asuntos Laborales y Gremiales de la Asamblea Nacional, Alejandro Bolaños, comentó que hasta su despacho han llegado alrededor de 100 denuncias de despidos contra trabajadores de la Presidencia. Afirmó que muchos de los trabajadores corridos no interpondrán denuncia por temor a que tomen represalias contra ellos.
Bolaños exhortó a los funcionarios de gobierno a que cesen los despidos, pues éstos violentan los derechos laborales y la "Ley del Servicio Civil y de la Carrera Administrativa" o Ley 476. Afirmó que las destituciones apenas empiezan, pues el Gobierno no ha terminado de acomodarse.
Afirmó que la Ley 476 tiene como objeto garantizar la estabilidad laboral a los trabajadores del Estado, de tal manera que cuando haya cambio de Gobierno o ministros, ellos no sean removidos, pues son servidores públicos.
El diputado indicó que la Ley de Carrera Civil en su artículo 37, dice explícitamente que “es derecho de los funcionarios y empleados públicos gozar de estabilidad en el puesto de trabajo, en base a su desempeño y de conformidad a lo dispuesto en la presente Ley. Los cambios en la Dirección Superior de la institución no afectarán su permanencia y condiciones de trabajo”.
Además, destacó que éstos deben gozar de estabilidad en el puesto sobre la base del mérito y su capacidad. “Para despedir a un funcionario público se debe demostrar que es incompetente, o que cometió algún delito, las cuales serían causas justas, no así por capricho”, dijo el parlamentario.
No hay reestructuración
Bolaños también señaló que a los despedidos no se les puede aplicar el artículo 111, “pues éste se refiere a cuando desaparecen las instituciones, o se fusionan las instancias de gobierno”.
El diputado instó a los despedidos a recurrir ante el Poder Judicial y hacer valer sus derechos. “Según el artículo 16 de la Ley 476, se debe crear una Comisión de Apelación para que resuelva las acciones administrativas que se manifiestan en la ley. Ésta debe estar conformada a través de una terna que presenta el Presidente de la República y otra que presenta la Asamblea Nacional.
“El 22 de enero le escribí al Presidente, pidiendo que presentara su terna y que la misma se conforme cuanto antes en esta comisión de apelación para poder darle solución a estos casos. Es importante que esta Comisión exista para dirimir estas situaciones que comienzan a manifestarse”, dijo Bolaños.
Plazas ocupándose
Al ser consultado por EL NUEVO DIARIO, el señor Norman Barquero, ex encargado de Recursos Humanos del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom), destacó que las plazas de trabajo ya están siendo ocupadas por personal afín al nuevo gobierno.
La nueva administración se presentó a despedir al ciento por ciento de las personas (86 empleados) que se consideraban aptos para aplicar a la carrera administrativa y de servicio civil, comentó el señor Barquero, dentro de ellos están 37 trabajadores que pertenecían a la nómina fiscal y no debió habérseles pasado carta de despido porque sus contratos eran por tiempo indeterminado, de igual forma que a otros empleados, a quienes les pagaba el Banco Mundial con contrato indeterminado, u otros que tenían a su favor más de cuatro renovaciones de contratos.
El señor Barquero comentó que al elaborar su carta de despido y la de sus demás compañeros de trabajo, le señaló a la titular de la institución que con esos despidos se violentaban leyes expresas como el Código del Trabajo, la Constitución, la Ley de Servicio Civil, entre otras.
Fuga intelectual y más trabajo
Parte del personal que está siendo despedido de las instituciones ha sido calificado por el Estado a través de becas de especialización, en lo cual se han invertido millones de dólares, que no sólo corresponden a fondos estatales sino a préstamos internacionales y donaciones, que esta “reestructuración” está convirtiendo en una fuga intelectual y de capital humano alarmante.
Así lo destacaron algunos trabajadores consultados, quienes dicen estar seguros de obtener un empleo ya sea dentro o fuera del país, mientras las instituciones quedarán en manos de personas que están en las oficinas mandando a los asistentes a encargarse de funciones que les corresponden a ellos, pues desconocen los procedimientos.
Están creando un supernumerario, señaló un ex trabajador de Telcor, no es cierto que van a reducir el presupuesto, a mí me despidieron, pero contrataron a tres más en mi lugar, los cuales no saben qué hacer, y están sobrecargando de trabajo a los pocos que optaron por quedarse, ganando apenas el 25 por ciento de lo que devengaban por más trabajo.
“Yo veo la violación de un sinnúmero de leyes, el Código Laboral, la Ley de Servicio Civil, todo por tendencias ideológicas, porque ellos despiden y después no ponen a concurso la plaza como debería ser para que puedan optar a un ascenso trabajadores dentro de la institución, ellos simplemente están metiendo a su gente”, señalo.
¿Aquelarres sindicales?
Trabajadores del Ministerio de Salud, Ministerio de Educación y Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, han denunciado que sus sindicatos están colaborando con los ministros en la elaboración de “listas negras” que son los próximos despidos.
Algunos trabajadores del Minsa denunciaron una “misa negra” en la que participaron el sindicalista Gustavo Porras, la ministra de Salud Maritza Cuan y la Ministra del Trabajo Jeannette Chávez el pasado viernes, que duró alrededor de siete horas, en la que se discutió el artículo que se le aplicaría a los trabajadores que se despedirán próximamente, que incluye desde personal administrativo hasta especialistas que protagonizaron la huelga el año pasado.
Otros que denunciaron reuniones secretas entre el sindicato y funcionarios fueron los trabajadores del Marena. Ellos denunciaron que la señora Glenda Castrillo, representante de dicho sindicato, promovió una lista de personas para que fuesen despedidas.
“No entendemos cuál es la función del sindicato, ya que ellos deberían ser los que velan por la estabilidad laboral de los trabajadores, pero ha sido lo contrario. Ahora no sólo es por los cargos que ellos están pidiendo que nos despidan, sino también para obtener un beneficio propio, es decir, la negociación que ellos han tenido con la Dirección Superior es que nos despidan a nosotros para que a ellos les sigan pagando un complemento adicional al salario que tienen”, señalaron los afectados que suman ya 25 personas.
Los despedidos de Marena destacaron que les aplicaron el artículo 45 para su despido, el cual les fue notificado cuando se presentaron a una mesa bipartita que de acuerdo con el reglamento laboral busca consensuar una solución, pero los funcionarios llevaban las cartas hechas y no se discutió nada.
“Ahora nos dicen que nuestros despidos obedecen a reducción salarial, pero hay que tener en cuenta que esto es erróneo, ya que el 80% de la planilla de aquí es pagada por contrapartida, tal es el caso de la Unidad de Adquisiciones, que es pagada por una partida del Banco Mundial, por medio del Proyecto Corazón, que tiene una durabilidad de seis años, y apenas inicia este año”, argumentaron.

Algunos datos
* Es importante señalar que dentro de los despedidos de al menos dos instituciones (Inifom e Inatec) fueron cesanteados dos auditores generales, faltando de esta forma a la Ley de la Contraloría General de la República que señala expresamente que es función de esa institución quitar o poner a estos funcionarios.
* La titular de Inifom debe ser electa por la Junta Directiva de esa institución, y no puesta “dedocráticamente” por el Presidente de la República, como ocurrió en la toma de posesión donde fue juramentada
* EL NUEVO DIARIO trató de comunicarse con la Ministra del Trabajo para que diera una explicación respecto de los despidos, pero su asistente respondió que cualquier información que deseáramos debía ser enviada en un formato de cuestionario para que lo respondiera en el transcurso de cinco días hábiles a partir de la entrega.
* También contactamos al Ministerio de Hacienda para obtener los datos sobre la cantidad de dinero que deberá desembolsar el Estado en concepto de pago de prestaciones e indemnizaciones, pero nos quedamos esperando el dato, pues las instituciones deben consultar la información que brinden a los periodistas.
* Trabajadores consultados dentro de las instituciones manifestaron que los “nuevos” llegan con cartas firmadas por la Primera Dama en las que se solicita un puesto para el portador en base a su lealtad.
* A continuación el listado de las instituciones y el número de despedidos a la fecha, mientras las cartas de despidos siguen llegando:
100 --- Presidencia de la República
86 -------Inifom
5 ----------Ministerio de la Familia
6-----------MTI
20---------Inatec
25---------Marena
23---------Telcor
38---------Minsa
45---------INSS