Nacional

“Pruebas han estado a la orden de Fiscalía y Defensa”


Eloisa Ibarra

El segundo jefe de la Policía de Rivas, Yamil Gutiérrez, afirmó ayer ante magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que todas las partes en el proceso judicial por el asesinato de la joven Doris Ivania Jiménez tuvieron en sus manos los resultados de las 26 pruebas practicadas.
En este caso se practicaron alrededor de 26 pruebas: corporales, trazos, muestras de uñas, muestras de las partes íntimas de todos los involucrados y de la víctima. Todas las partes --Fiscalía, defensa y acusador-- tuvieron acceso a ellas, afirmó Gutiérrez, después de reunirse con magistrados del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial.
“Revisamos (en la reunión) todas las muestras practicadas y ahí están en el expediente”, afirmó Gutiérrez, mientras el magistrado Edgard Navas, miembro del Consejo de Administración, que investiga la actuación del juez penal de audiencias de Rivas, Edward Peter Palma, consideró muy provechoso el encuentro.
“La reunión ayudó en muchísimo, para darnos cuenta de que el aspecto de coordinación debe mantenerse. En este caso no hubo falla, pero se pueden corregir muchas cosas para que los procesos investigativos sean óptimos, tanto en el aspecto administrativo como en el judicial”, dijo Navas, quien declinó entrar en detallas porque la resolución saldrá en los próximos días.
La CSJ inició una investigación después de que Palma dejara en libertad al mexicano-estadounidense Eric Stanley Volz, acusado junto a un nicaragüense de violación y asesinato en perjuicio de Doris Ivania, alegando que no había pruebas que inculparan al acusado.
Fiscal vio un resultado y no vio otros
En la audiencia especial del pasado 21 de enero, cuando Palma dejó en libertad a Stanley, el fiscal Allan Velásquez presentó un escrito de ampliación en el que un informe pericial de biología indica que los 103 cabellos encontrados en las bolsas grandes plásticas transparentes ocupadas en el lugar de los hechos, no guardan semejanza con los encontrados en ropa de la víctima ni de los acusados.
Otro informe pericial de biología indica que los vellos púbicos tampoco corresponden a los acusados, por lo que no guardan coincidencia. Esto fue aprovechado por el defensor de Stanley para pedir su libertad.
No obstante, en esa fecha ya estaban los resultados de las pruebas practicadas en las uñas de la víctima y que dieron positivo, con el tipo de sangre del acusado, según han afirmado familiares.
Gutiérrez declinó comentar el contenido de los resultados, y las autoridades superiores de la Fiscalía evitaron ayer comentar los pormenores de la reunión con magistrados de la CSJ.
El comisionado Gutiérrez recordó que el Código de Procedimiento Penal (CPP) establece que la Policía Nacional es el custodia de todos los elementos probatorios, y los resultados de las pruebas se remiten a todas las partes --el acusador, defensores y acusador privado--, y es sobre la base de esas solicitudes que en este caso se funda la acusación.
No obstante, Gutiérrez aclaró que cuando se hizo la audiencia inicial, que es dentro de los primeros diez días que establece el CPP, todavía no estaba el resultado de esas pruebas, y en ese momento no había forma de que ellos lo tuvieran. Ahora deberían valorarlo la Fiscalía y el acusador particular.
El pasado viernes, la fiscal de Rivas, Isolda Ibarra, dijo que desconocían esas pruebas y ahora no podrán utilizarlas en el juicio.
No nos corresponde hacer juicios de valor, porque, de acuerdo con la ley, recopilan las piezas de convicción, y según las partes pueden llegar a constituirse en pruebas. La Policía en innumerables ocasiones ha tenido a personas con droga, como elemento de convicción, pero el juez decide si se convierte en elemento de convicción, dijo Gutiérrez.
El comisionado resaltó que Rivas es un departamento al que la integración centroamericana le da una categoría especial.
Por ser una frontera, en Rivas se da el tráfico de armas, inmigrantes, drogas y dinero, y de ahí sale a toda Centroamérica, y por ello, la Policía Nacional en medio de sus limitaciones avanza para fortalecer la estructura policial e investigativa.