Nacional

Aviones hondureños “se caen a pedradas”

* Dice que polémica fue sobredimensionada por los medios * Integración no da margen para sorpresas ni mentiras, dice

Vladimir López

El embajador de Honduras en Nicaragua, Jorge Millas, desestimó la posibilidad de que el Ejército de su país esté alcanzando superioridad militar respecto del Ejército nicaragüense, y considera que la polémica entre ambos gobiernos “quedó resuelta de una manera responsable y madura”, pese a que algunos medios informativos magnificaron la controversia.
“Debido a los acuerdos de integración entre los países centroamericanos, la verdad es que ya no hay margen para las sorpresas. Hay un acuerdo marco de seguridad centroamericana. Los ejércitos de Centroamérica saben perfectamente cuáles son los inventarios de los países vecinos. Así que la verdad es que no hay margen para sorpresas, ni para exageraciones ni para mentiras”, expresó.
La controversia entre Honduras y Nicaragua se agudizó tras las declaraciones del presidente Daniel Ortega, quien sostuvo que el gobierno no destruirá los misiles Sam-7, tal como lo demanda el gobierno de Estados Unidos, argumentando que el país quedaría indefenso ante Honduras, que fortalece su capacidad militar aérea al adquirir ocho aviones Storn Rally, con apoyo del gobierno de Washington, lo que originó una nota diplomática por parte de Tegucigalpa a Managua.
“Esas cosas (la controversia) suelen ocurrir entre países vecinos que mantienen una relación muy intensa, sobre todo cuando los medios (de información) sobredimensionan algo”, dijo el embajador Millas en declaraciones a END.
Las relaciones entre Nicaragua y Honduras volvieron a su normalidad el jueves de la semana pasada, cuando el canciller pinolero, Samuel Santos, se comunicó con su homólogo de Honduras, Milton Danilo Jiménez Puerto, para acusar recibo de la nota diplomática enviada con fecha seis de febrero, en la que se expresa la posición del gobierno de Honduras sobre el tema del balance razonable de fuerzas en la región.
Durante la conversación, Santos reiteró la decisión del presidente Daniel Ortega de fortalecer las relaciones bilaterales y crear un ambiente de confianza, para lo cual se anunció la creación de un amplio canal de comunicación para atender y resolver situaciones de interés entre ambos países.
“Aviones caen a pedradas”
Para el embajador Millas, la controversia entre los dos países es hasta cierto punto irrisoria “porque esos aviones (Storn Rally) no son aviones ofensivos, son aviones de observación como se ha explicado hasta la saciedad”.
“Me decía un amigo que cuando se conoció el nombre de la marca de esos aviones, los buscó en Internet, y me dijo que esos aviones son de dos plazas, y me dijo jocosamente que esas naves hasta se pueden derribar a pedradas”, narró entre risas.
Ya en serio, el embajador Millas considera que “ningún país centroamericano está en carrera armamentista”. “Mire, más bien hay un recorte de la ayuda militar de Estados Unidos a la mayoría de los países latinoamericanos, entre ellos a Honduras, y aunque no estoy muy seguro, creo que el recorte de la ayuda a mi país, anda por los seis millones de dólares al año. No conozco el monto de la colaboración, pero sé que es mínima”, señaló.
Destacó que las relaciones entre Honduras y Nicaragua son muy buenas, “afortunadamente, y esperamos que sigan así. Siempre van a darse cosas o noticias exageradas, pero el asunto es saberlas resolver con la madurez suficiente”.