Nacional

Soldados abatizan en apoyo al Minsa


Al menos 120 efectivos del Ejército de Nicaragua participan en la campaña de abatización que realiza el Ministerio de Salud (Minsa) contra la malaria y el dengue, que pueden causar muertes, principalmente de niños.
William Cortés Duarte, capitán al mando de las brigadas militares, expresó que durante una semana participarán 120 efectivos del Ejército de diferentes unidades de la Fuerza Aérea, Regimiento de Comandancia, Comando de Operaciones Especiales y de la Brigada de Infantería Mecanizada.
Cada año --según Cortés-- conforme al convenio de ambas organizaciones, buscan la coordinación adecuada para contrarrestar estas enfermedades en los lugares donde están en peligro de desatarse como epidemia. La abatización es una de las actividades que en conjunto con la fumigación ataca directamente a los mosquitos y zancudos portadores de enfermedades infecciosas.
De la zona rural a la urbana
Para los colaboradores del Ejército, este año se dio una variante. Todos los años, por los obstáculos y el trasporte, el mayor apoyo al Minsa había sido en las zonas rurales, donde es difícil el acceso. “Hoy se dio la variante de apoyar en la zona urbana. De acuerdo con el estudio realizado por esta institución, las zonas urbanas requieren más de la campaña que las zonas rurales. Es aquí donde se han detectado más problemas de incidencia en cuanto a dengue”, expresó Cortés.
Estratégicamente se han dividido en dos cuadrillas de 60 oficiales, respaldados por veinte trabajadores del Minsa, con el fin de abarcar más territorio. El primer grupo fue integrado por oficiales de la Fuerza Aérea y el Regimiento de Comandancia, y el segundo por la Brigada de Infantería Mecanizada y el Comando de Operaciones Especiales.
La meta a cubrir es de 48 mil casas de barrios de Managua, sin embargo, Cortés asegura que “las metas siempre quedan chingas con lo que se logra al final”.
El doctor Julio Cesar Caldera, Director del Silais Managua, afirmó que el respaldo del Ejército es importante, y que las brigadas andan en los territorios. “Los casos de dengue están controlados, pero no queremos que se nos vuelva inestable y en ese sentido estamos extremando las medidas. Tampoco no se debe dejar de informar a la gente sobre los riesgos”, aseveró el galeno.
La jornada de limpieza y abatización tendrá una duración de dos semanas. Los soldados también explicarán a la población las medidas de limpieza que deben tomar para evitar la proliferación del mosquito.
En lo que va del año se reportan 57 casos de dengue clásico, y la semana pasada, con 12, fue la más prolífica. En el primer mes del año, se reporta una persona fallecida a causa de la enfermedad.