Nacional

La lucha por ser destino turístico

Aquella cacareada intención de anexarse a Costa Rica no fue más que un chamarrazo para llamar la atención. Ahora el pueblo pintoresco tiene su corazón bien plantado en Nicaragua y sus ojos puestos en el futuro turístico

Edwin Sánchez

Es difícil de creerlo, pero es demasiado cierto: la gente de Cárdenas puede dejar las puertas abiertas y no se llevan las cosas. Quizás algunos lo lean como algo exagerado. No hay pandillas, no hay delincuencia. Es rarísimo escuchar de algún caso violento, y si no cree, ¿recuerda alguna vez que un telenoticiero rojo de la capital haya divulgado un hecho sangriento?
Usted puede caminar hasta en altas horas de la noche con la seguridad de que retornará sano y salvo. La noche se acaba a las ocho, todo mundo cierra y el día ha concluido, durmiéndose con el sonido del Cocibolca.
Puede decirse que los cardeneños ya no ven en el Sur la solución de sus problemas. Hace casi diez años, desde este municipio se escucharon voces para seguir el camino de Guanacaste y Nicoya. Querían anexarse a Costa Rica. Querían atención. Y alcanzar en el presupuesto del gobierno central.
Los ojos ahora están puestos en el Gran Lago. Y el alcalde Álvaro Martínez Ruiz parece estar bien claro del papel de Cárdenas. Piensa en grande. Y a las “grandes ligas” del turismo nacional es que piensa enrumbar los pasos del municipio: sacarlo de su abandono, porque si bien una carretera adoquinada de 17 kilómetros la conecta con la Panamericana, hay pueblos que están a la orilla del Lago y del progreso.
En unas dos horas, viajando desde Managua, se puede entrar al casco urbano. Ver la isla que los niquiranos llamaron Ome: dos; Tepe, cerro. Contemplar todo el esplendor del Lago de Nicaragua. Ver también los volcanes que se levantan en la Cordillera tica de Guanacaste como El Rincón de la Vieja.
En dos años…
Sin embargo, si usted se puso en dos horas en Cárdenas, después la distancia se comienza a medir más en olvido que en kilómetros. En la costa lacustre, cerca relativamente con una buena lancha, se encuentran Orosí, un pueblo seguramente fundado por los Orotinas, que en las notas de E. G. Squier los señala como “los dueños de los alrededores del Golfo de Nicoya y de la zona sur del Lago de Nicaragua”.
Más retirado, casi en la frontera con Río San Juan, cerca de la reserva de Los Guatuzos, y a 40 minutos de Solentiname, se halla Colón, un poblado que estaba decidido a estirar la frontera tica hasta las márgenes del Cocibolca, si seguían apartados del desarrollo, del país y del siglo.
El alcalde Martínez ve en el turismo el mejor recurso a mano del municipio donde a simple vista se ve la esculpida obra de tantos gobiernos: un paraíso mal administrado. Pero el edil ha querido poner punto final a ese pasado. Y él no habla como la mujer de Lot, mirando atrás. Es joven y tiene todas las ganas de convertir a Cárdenas en un destino turístico en poco tiempo. Desde ya piensa en “vender” la región a través de Internet, cuyo servicio todavía no llega a este punto fronterizo.
Lo de pasarse a Costa Rica en 1998 lo ve como una manera de presionar al gobierno, “y en su momento se logró el objetivo. Muestra de ello, se puede ver 17 kilómetros de la Panamericana a Cárdenas, iniciado por Arnoldo Alemán y terminado por Bolaños. Era la parte más conflictiva. Se ha logrado ir avanzando”.
El edil afirma que ahora sí se ha invertido, “no podemos decir que está en el olvido”.
Asegura, con mucha confianza, que éste es uno de municipios que será una de las principales fuentes de turismo.
“De aquí a dos años más, Cárdenas va a tomar un auge como San Juan del Sur y Tola, porque las playas del municipio son unas de las mejores de Rivas, y tenemos una cantidad de playas vírgenes que no han sido tocadas, con lindas costas, no hay mucho problema de delincuencia, y eso va a permitir que el turismo nos visite”.
Un atracadero
Para empezar, el alcalde propuso la construcción de un atracadero. El proyecto está para este año. Será similar al de San Jorge, y al mismo tiempo vamos a anexarlo al proyecto del Malecón. “Aquí estamos hablando del mismo diseño del centro turístico de Granada. Hay ocho millones de córdobas presupuestados. Será el despegue para que Cárdenas en dos o tres años sea destino turístico. Aunque no tenemos infraestructura, siempre hay una primera vez y en eso estamos trabajando”.
Expuso que cuentan con fondos de la Unión Europea entregados para Rivas, unos 12 millones de euros para las 10 alcaldías del departamento y con fondos de transferencia. “Estos proyectos tienen fondo, lo que esperamos es el estudio de preinversión, diseño, y luego ver los costos de la obra, y tenerlos perfilados y presentárselo a otros organismos.
De los 24 proyectos que tenemos en el plan de inversión es lo que tenemos con más recursos, indicó.

Cárdenas a la Carta
¿No hay delincuencia, pandillas? ¿Hay seguridad para el visitante?
Es raro que se diga “ve, asaltaron a alguien, que mataron alguien”. Es un pueblo tan pacífico. La delincuencia no lo mira muy bien para sus actos delictivos. La alcaldía tiene una policía municipal, son los que le dan cobertura para que cuiden todo el municipio.
Hay buena coordinación y permite que dé mayor seguridad para que la gente venga a pasear, o hacer algún trabajo. Nunca hemos tenido denuncia de que le hayan robado.
¿Qué ofrece Cárdenas?
Dos o tres islas que no han sido explotadas. Trabajamos en un proceso de Internet, cuyo servicio llega a 70 kilómetros de aquí, en Rivas, y eso hace que sea difícil, pero la alcaldía trabaja ya en esta dirección. Hay una antena, ya. Contamos con fondos para hacerlo. Hay bosques vírgenes, aguas termales. Dentro de lo que es medio ambiente, somos los únicos que tenemos montaña. Si hacen recorrido en todo el departamento verán que todo es llano.
Hemos tratado en estos dos años aplicar un cero corte de madera, sólo para uso domiciliar, uno o dos árboles. Permisos para seis, siete tucas no existe.
¿Capacidad de hoteles?
Eso es lo que hace falta. No tenemos construcciones. No podemos vender muchas cosas, pero hay gente que quiere invertir en el municipio. El lunes presentaron un proyecto de 100 mil dólares, para infraestructura a unos siete kilómetros de aquí, y otros gringos que quieren invertir en la costa. Esto permitirá más acceso, y prevén lotificar, vender las casas con todo lo que lleva un hotel.
Managua tiene un lago y lo ha matado, lo mismo Masaya. ¿Cómo está Cárdenas?
La mayoría de la población, históricamente usa letrinas. Cárdenas no tiene sistema de aguas negras. Se trabaja ahora en eso. Trabajamos en un plan de desarrollo de cómo será Cárdenas en 10 años. Ahí vamos hacer un estudio. Hay un equipo de seis consultores, cada uno con su paquete: servicios municipales planificación de alcaldía, asociación de pobladores, medio ambiente. De aquí a tres meses debemos tener resumido eso. Será parte del mismo crecimiento y desarrollo de Cárdenas.
¿Cárdenas conectará con otros lugares?
Si nosotros hablamos de que un viaje de Granada a San Carlos es de ocho horas en lancha (y 12 horas en la embarcación grande), la idea es que seamos una zona turística: en dos horas y media se puede llegar en panga a San Carlos. Esto nos permitirá vender a Cárdenas. Con Solentiname nos conectaríamos en hora y media. A Colón en hora y media. Después se coge para San Carlos. Todo esto es un gran atractivo.