Nacional

Récord en Bosawás: cero incendios en 2006

* Reserva mide 20 mil kilómetros cuadrados, y es más grande que la superficie de El Salvador

María Haydée Brenes

Mantener el récord de cero incendios forestales en la Reserva de Biosfera Bosawás, así como duplicar la cantidad de comités municipales, comarcales y voluntarios integrados a la red social de apoyo, es el reto de las autoridades de la Secretaría Técnica de Bosawás (Setab) para 2007.
El año pasado, gracias a la alianza interinstitucional en la que participaron las delegaciones de instituciones estatales, así como ONG, municipalidades y el Ejército de Nicaragua, se logró que no se reportara ningún incendio forestal, y que se formaran ocho comités municipales, 132 comités comarcales, se integraran mil 300 personas a la red social, se distribuyeran y colocaran 50 mil afiches educativos y se entregaran cientos de ejemplares de la Ley General de Medio Ambiente (217) y Ley de Delitos Ambientales (559).
“Nuestra prioridad en Bosawás es evitar a toda costa los incendios forestales que son la principal causa de destrucción de los bosques en Centroamérica. Reconociendo esa debilidad, desde el año pasado se hizo el lanzamiento de la primera campaña que cuenta con cuatro elementos fundamentales: la prevención de incendios, la educación para que el campesino no haga quemas agrícolas, la sensibilización sobre la importancia del bosque para la vida, y la persuasión que se hace con base en la Ley de Delitos Ambientales, que establece penas severas para aquellos que dañen el bosque”, destacó el señor Jacobo Sánchez, Director de la Setab.

Los pulmoncitos
Bosawás colinda con ocho municipios, es la reserva de Biosfera más grande de Centroamérica, y mide veinte mil kilómetros cuadrados, una extensión territorial mayor a la de El Salvador. Ante la incapacidad de aportar vigilancia en toda la reserva, se priorizará la atención contra incendios en seis zonas núcleos, que son lugares boscosos que se mantienen vírgenes de la mano del hombre y poseen árboles centenarios.
“Cuidaremos los seis pulmoncitos del gran pulmón que es Bosawás, a la vez se harán dos nuevos puestos de vigilancia que elevarán la cantidad de puestos a nueve en total, para esto se cuenta con el apoyo del Centro Hum-
boldt, etnias indígenas que habitan en la zona, el Ejército y la Policía Nacional”, destacó Sánchez.

Comprometidos
También el director del Setab comentó que la segunda campaña contra incendios fue lanzada en la zona fronteriza de Jinotega con Bosawás, pues por medio del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satifor), a cargo de interpretar las imágenes de satélites NOAA, se detectó que los mayores puntos de calor y posibles amenazas a la reserva provienen de Wiwilí.
“Nuestro interés es que la población esté comprometida con la protección del recurso, igual que sus autoridades, lo cual se ha logrado y pretendemos que continúe. Para nosotros el recurso técnico de los satélites es importante, pero es más importante el involucramiento de la población, que es al final la que le dice a su vecino que no tale, que no queme, que cuide el entorno”, señaló.