Nacional

¿Se inseminó con esperma de anciano marido?

* Una hermana de la ex conejita de Playboy declara bajo juramento la nueva versión sobre paternidad de la niña disputada por “otros padres” * Médicos forenses descartan mano criminal en su muerte y no le encuentran drogas en la autopsia, mientras sigue el culebrón

ABC y agencias

Por fin se develó el misterio de la identidad del padre de la pequeña Dannilynn, hija de la recién fallecida Anna Nicole. El papá de la criatura no es ni Howard K. Stern, viudo de la modelo, ni Larry Birkhedad, o mucho menos el príncipe Federico von Anhalt, sino el mismísimo J. Howard Marshall, conocido multimillonario que murió a la edad de 90 años en 1990 con el que Anna estuvo casada durante un año.
Anna Nicole, que sentía verdaderamente cariño por su marido, hizo congelar el esperma de éste. Los avances de la ciencia permitieron una inseminación y embarazo que dio como resultado esa preciosa nena conocida como Danniellynn, en septiembre del año pasado. Donna Hogan, hermana de la tan trágicamente desaparecida Anna, ha confiado al mundo bajo juramento esta extraordinaria noticia. Además, tras conocerse los resultados de la autopsia, parece que Anna Nicole no había ingerido droga como se especuló en un principio, sino que murió ahogada.
Así las cosas, sigue el culebrón sobre la vida y muerte de una de esas mujeres con un exterior espectacular que siempre intentó parecerse al mito Marilyn Monroe, actriz a la que todo el tiempo admiró. El destino quiso que muriera como ella.

Descartan crimen
Estados Unidos de América (USA), FT. LAUDERDALE
Médicos forenses que le realizaron este viernes una autopsia a la modelo y ex conejita de Playboy, Anna Nicole Smith, no pudieron determinar de inmediato la causa de su muerte, pero descartaron que haya sido víctima de un crimen.
Los médicos dijeron que los resultados finales pueden tardar de tres a cinco semanas más, pero "en este momento no podemos hacer una determinación en torno a la causa o manera de la muerte", dijo Joshua Perper, jefe médico forense del condado de Broward (sureste de Florida).
Perper aseguró que la autopsia "excluyó cualquier tipo de herida física" en la muerte, y el jefe policíaco de la tribu indígena Seminole, donde está el hotel en donde murió Smith el jueves, también descartó la posibilidad de crimen alguno contra la mujer.
"No se ha hallado prueba que sugiera que se cometió un crimen" contra Smith, dijo el jefe, Charlie Tiger.
Ante la posibilidad de que haya muerto de una sobredosis de medicamentos, como sugirieron la madre y hermana de Smith, Perper aseguró que "no hallamos ningún tipo de tableta o píldora en su estómago... aunque aún no tenemos los resultados de los exámenes químicos".
"No excluimos ningún tipo de contribución de medicamentos a la muerte, pero esto tendrá que esperar por los resultados de los exámenes toxicológicos", explicó el forense.

Las tres posibilidades
"Básicamente hay tres posibilidades importantes: una es que la muerte fue sólo por causas naturales, la otra posibilidad es que la muerte tuvo que ver con medicamentos o químicos, y la tercera posibilidad es la combinación de causas naturales y medicamentos", apuntó.
"La autopsia sólo reveló hallazgos sutiles en el corazón y en el sistema gastrointestinal, en los intestinos, que debemos verificar microscópicamente. Otro hallazgo fue una pequeña cantidad de sangre en su estómago, que tiene que ver conque estaba en 'shock' terminal poco antes de morir", dijo.
El jefe policíaco, por su parte, apuntó que "no hallamos drogas ilegales, sólo medicinas recetadas" en la habitación que ocupaba Smith.
Smith falleció el jueves por la tarde a los 39 años de edad en la ciudad floridana de Hollywood (al norte de Miami), tras ser atendida por paramédicos que la hallaron inconsciente en una habitación de hotel.
Fue llevada a un hospital local adonde llegó moribunda, dijo Perper. Una hora después de ser hallada fue declarada muerta.
Smith, quien residía en Nassau (Bahamas), había ido al hotel el lunes acompañada de su compañero y supuesto padre de su hija de cinco meses de edad, el abogado Howard K. Stern. Era una clienta frecuente del lugar.
Uno de sus abogados en Los Ángeles, Ron Rale, dijo que esta semana al parecer Smith tenía síntomas de gripe y fiebre, pero que desconocía la causa de la muerte de la modelo.
Al mismo tiempo, en Los Ángeles arreciaba la batalla por la paternidad de la hija de Anna Nicole, Dannielynn Hope, disputada por un fotógrafo, Larry Birkhead, y por Stern, quienes sostienen ser sus padres.
Un juez rechazó el viernes ordenar un examen de ADN de emergencia en Smith, quien no podrá ser sepultada por los próximos 10 días, en lo que se celebra otra audiencia para dilucidar el pleito.
Smith se había negado a someterse a las pruebas.
Stern, por el momento, mantiene a la hija bajo su custodia en las islas Bahamas, pues ésta nació en ese país en septiembre pasado y él aparece como su padre en el certificado de nacimiento.
La bebé nació tres días antes de la muerte súbita del otro hijo de Smith, Daniel, a los 20 años de edad.
En juego están millones de dólares que la pequeña pudiera heredar de su madre, que estaba peleando por la mitad de la fortuna de 1,700 millones de dólares del anciano magnate petrolero J. Howard Marshall, con quien se casó en 1994 a los 26 años de edad, cuando él tenía 89.
La pelea por la herencia, que ya dura más de una década, aún no se ha resuelto.