Nacional

La cara más dura por penalización de aborto terapéutico

* Asegura que la Organización Panamericana de la Salud “manipula” y “engaña” a los nicaragüenses * Condecorado por Juan Pablo II por su “lucha por la vida”, llama “ignorante” a funcionario del Parlamento Europeo por criticar lo que él llama “un gran logro” * Rechaza interés partidario y sostiene que penalización del aborto terapéutico tiene diez años de estarse discutiendo

Mauricio Miranda

Rafael Cabrera, la “cara más dura” en favor de la derogación aprobada

“Penalización del aborto terapéutico no fue precipitada”

Cuando le preguntamos sobre su encuentro con el papa Juan Pablo II, la severidad implacable de su rostro empieza a desvanecerse, y su semblante más bien nos sorprende con una inquieta sonrisita, que apenas puede disimular. El doctor Rafael Cabrera está avergonzado. Parece un niño.
De los 140 médicos gineco-obstetras católicos que visitaron al pontífice en El Vaticano, en agosto de 2003, él era el único que llegaba en representación de Centroamérica. Tras la reunión oficial, tuvo unos minutos para conversar con su Santidad.
La charla terminó con una frase del Papa que el doctor Cabrera interpretó como un designio celestial: “Nicaragua va a ser la luz del mundo”. Por eso, para Cabrera, la penalización del aborto terapéutico sólo puede significar una gran victoria, que ahora está gravemente amenazada por intereses económicos extranjeros, políticos y por poderosas “campañas de muerte”.
El doctor Rafael Cabrera, Presidente de la Asociación Nicaragüense por la Vida (Anprovida) y pilar ideológico en la lucha contra el aborto terapéutico, rechazó la existencia de intereses partidarios en la decisión de los diputados de la Asamblea Nacional.

¿Se siente satisfecho con los resultados obtenidos a tres meses de haber sido penalizado el aborto terapéutico?
Esta lucha es de hace diez años. ¿Que dicen que fue una decisión precipitada, no consultada, al calor de las elecciones? Mentira de toda mentira. Porque yo he comparecido cuatro veces ante la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, donde ellos (los diputados) han hecho consulta sobre este tema en los últimos ocho o diez años, en los gobiernos de doña Violeta Barrios, Arnoldo Alemán y don Enrique Bolaños.
¿Me dices que si me siento satisfecho? Yo, como nicaragüense, me siento ofendido por la intromisión de embajadores, organizaciones internacionales, como la ONU, que están invadiendo nuestra soberanía, amenazando con la suspensión de ayuda económica si no se hace el capricho de ellos. Yo no puedo decir que soy sandinista, pero la soberanía de un pueblo se defiende.

¿Por qué insistieron en la penalización del aborto terapéutico durante la campaña electoral?
Hubo dos manifestaciones multitudinarias hasta las instalaciones de la Asamblea Nacional contra el aborto terapéutico. Lo hicimos porque nos dijeron que antes de finalizar la legislatura y el gobierno, iban a aprobar el aborto terapéutico en el nuevo Código Penal, y entonces dijimos: antes que termine la legislatura, vamos a hacerles la demostración de lo que quiere el pueblo nicaragüense.

Marc Litvine, Oficial para Nicaragua en la unidad de México y Centroamérica del Directorio General para Relaciones Exteriores de la Unión Europea, calificó de “imperdonable” que no se debatiera el aborto terapéutico fuera de las elecciones. ¿Cómo valora esa afirmación?
Es ignorancia absoluta, irrespeto a la voluntad del pueblo nicaragüense, con posiciones alzadas en contra de los pobres y los países pobres. Creen que lo que hacen en sus países tenemos que copiarlo nosotros.
Yo no puedo aceptar una frase de una persona que ignora la situación, ignora la historia.

Pero él hace la distinción clara entre el aborto y el aborto terapéutico. ¿Por qué ustedes entremezclan esos conceptos?
Porque no somos ignorantes. Aborto es la eliminación de un bebé vivo desde el vientre de la madre y punto. El aborto terapéutico es un “condimento” que hacen ellos para provocar esas normas ya por cualquier razón, y porque el aborto está siendo un negocio millonario en estos momentos. La cuestión genética, la cuestión de células madre, la fabricación de vacunas que están saliendo de tejidos de fetos abortados. Y como en Europa están poniendo muchas restricciones a la implementación genética, entonces: qué mejor campo, aquí, para venir a recoger tejidos a estos países con nuestra pobreza.

El señor Litvine dijo que es “preocupante” la penalización de esa manera. ¿Usted lo ve así?
No. En lo absoluto. Preocupante para ellos porque se les acaba el negocio. Pero es preocupante por otras razones. El ejemplo de Nicaragua está repercutiendo en América Latina. Ya en Ecuador ha habido manifestaciones fuertes, en (República) Dominicana, y entonces dicen: hay que ahogar a Nicaragua para que los demás no se revelen, para que los países pobres no se alcen y seguir nosotros dominando.
¿Quién ha salido ganando con la penalización del aborto terapéutico?
La población nicaragüense, los niños nicaragüenses, el futuro de Nicaragua. Y han perdido los ONG, porque muchos de ellos ya no tienen estos negocios.

¿Y las madres nicaragüenses han resultado ganadoras?
Si nos vamos a ver las experiencias de América Latina, El Salvador y Chile, en esos países, desde que se penalizó el aborto en todas sus formas, la mortalidad materna ha bajado extraordinariamente. Es una situación de vida a la mujer.

La Organización Panamericana de la Salud emitió un informe a raíz de la penalización del aborto terapéutico en Nicaragua, que señala: “Prohibir el manejo quirúrgico de estos casos de emergencia, incrementaría el riesgo de morir de mujeres embarazadas con enfermedades previas y/o agravadas por el embarazo, y de aquellas en las que el embarazo en sí mismo representa la condición de riesgo”. ¿Qué opinión le merece al respecto?
Pues yo creo que la OPS está fallando en confundir las cosas. En primer lugar, allí (en el informe) la OPS define cosas científicas verdaderas, con estadísticas verdaderas nicaragüenses. Pero manipula y engaña, haciendo creer que son abortos terapéuticos, cosas que no son aborto terapéutico.
Por ejemplo, pone el aborto espontáneo; la mola hidatiforme y los embarazos ectópicos como si fueran aborto terapéutico, y están poniendo en riesgo la vida de mujeres nicaragüenses. Entonces está engañando, manipulando y violando la Constitución que dice que los nicaragüenses tenemos derecho a ser verazmente informados.

¿Y qué interés tendría la OPS
en engañar?
Ésta depende de la Organización Mundial de la Salud y de Naciones Unidas, que son las organizaciones que más favorecen el aborto en el mundo. Una organización que supuestamente está destinada para el beneficio de la humanidad, está buscando cómo no nazcan niños. Y en esto está involucrado el Banco Mundial, el FMI, Unicef y el PNUD.

¿Le está restando autoridad a la OPS?
Autoridad moral, totalmente, porque están manipulando la información, están confundiendo a la gente.

El informe también señala que las muertes de mujeres por embarazos complicados, incrementarán los riesgos de morir de los niños huérfanos menores de cinco años. ¿No tiene razón la OPS?
¿Y los niños de las madres que mueren en accidentes de tránsito, y de las madres que mueren por violencia, y que mueren por suicidio? Entonces también esto nos preocupa, pero no quieren agarrar (tomar como referencia) a esos niños, para seguir matando niños. El dato es un pretexto.

Según el informe, con la penalización del aborto terapéutico se incrementarán los abortos clandestinos.
No, no, no se van a incrementar. Ya existen experiencias de otros países. Otra manipulación, otra falta de información.

¿En su familia ha pasado por una situación como ésta? ¿Con su esposa, una hija o una hermana?
(Silencio y luego suspira). En mi familia, que yo recuerde no. Pero ya me han hecho esta pregunta varias veces. Si una hija mía saliera embarazada, definitivamente yo no voy a matar a mi nieto. Jamás. Y si mi hija o mi esposa estuvieran con un problema severo, yo, yo, yo lucho por las dos vidas. Y, y, y la lucha llega hasta donde llegan las máximas capacidades. No somos infalibles, no somos dioses, pero no vamos a arrancar una vida, a destruirla voluntariamente.

Desde el punto de vista profesional, ¿cómo ha sido la penalización del aborto terapéutico para usted?
A título profesional es un gran logro, porque se defiende la vida del más inocente, del más vulnerable, del más débil, del más pobre entre los pobres de los nicaragüenses. Los estamos quitando de las garras que quieren arrebatarle esa vida. La vida es sagrada.

¿Personalmente?
Pues todavía más, porque hemos visto que hemos logrado --y hay pruebas-- decir la verdad, y que nos han creído. Es decir, que no fue una cosa precipitada.

¿Qué opina de la propuesta que le hizo el gobierno sandinista al cardenal Miguel Obando y Bravo de presidir la Comisión de Reconciliación y Paz?
Pues realmente es vox populi que decepcionaría en cuanto a obediencia, a principios fundamentales o normativos de la Iglesia Católica que él aceptara. O simplemente, como persona tiene libertad de hacerlo, pero que no hable en nombre de la Iglesia Católica.

Dr. Cabrera niega que muerte de Francis Zamora fue por causa de la penalización del aborto terapéutico

“El dolor hace que todo sea culpa”

* Es el caso de la joven a la que los médicos se resistieron a intervenirle el embarazo porque “las leyes habían cambiado”
* Asegura que muerte de la joven, que dejó en orfandad a tres pequeños, también ha sido “manipulada”

El pasado 30 de enero, murió a causa de un aborto espontáneo Francis Zamora, de apenas 22 años, quien dejó en la orfandad a tres pequeños, y a toda una familia desvastada.
Según relató su madre, la señora María Mora Valle, los médicos que la atendieron en el Hospital Alemán Nicaragüense, decidieron no intervenir el embarazo de Francis pese a encontrarse grave por complicaciones de su estado. “A mi hija la dejaron morir… los médicos me dijeron que no podían hacer nada, que las leyes en el país habían cambiado y que tenían que esperar a que el feto saliera solo”, relató apesadumbrada la madre de la joven.
En el caso de Francis Zamora, ¿los médicos actuaron correctamente?
Eso es lo que dijo la mamá. Yo no sé lo que dijeron los médicos. La realidad es que si hay un embarazo casi a término, lo que hay que hacer es que ese bebé nazca, y se induce el parto.

¿Qué cree que puede sentir la madre de la joven fallecida?
A cualquier persona a la que se le muere alguien, pues llora y le echa la culpa a todos, y eso es algo que nadie va a criticar, nadie. El dolor hace que todo sea culpa.

Pero la madre de Francis señaló que los médicos no la atendieron a tiempo porque “las leyes habían cambiado”.
Eso lo dice ella, pero allí no habla el cuerpo médico que la atendió. Ni el cuerpo de auditoría médica. Pero si es un embarazo casi de término, lo que hay que hacer es que lo expulse (el feto) y después hacerle el legrado, que fue lo que supuestamente le hicieron a ella. Entonces eso nada tiene que ver con aborto. Pero como todas las campañas a favor del aborto están basadas en muerte y mentira acompañadas, de cualquier caso se agarran.

¿Entonces no se le puede creer a la madre que argumentaba esto?
Sí, definitivamente. Y la comprendo a la madre, porque cualquier persona a la que se le muere alguien y cree que algo no estuvo bien, dice lo primero que se le viene a la cabeza.

Pero eso fue lo que escuchó de los médicos: “Que las leyes habían cambiado”.
No tiene nada que ver con el aborto, porque están diciendo que fue casi al final del embarazo.

No se ha dicho que fue al final del embarazo.
No estamos seguros porque no lo dice la noticia. ¿Y por qué lo oculta la noticia? Porque allí viene la manipulación.