Nacional

Cantos de Cifar cerró fiesta de la poesía


Martin Mulligan/GRANADA -Atrios, plazas, colegios y esquinas. En todos lados se impregnó la poesía esta semana en el III Festival Internacional de Granada, que concluyó con canto y más poesía en un concierto abierto ofrecido por el cantautor Carlos Mejía Godoy, quien interpretó los celebres Cantos de Cifar, de Pablo Antonio Cuadra (PAC).
Cantos de Cifar --célebre por ser el poemario en el que PAC se inspira en la Odisea homérica. Al igual que Ulises por el mediterráneo, Cifar viaja por las aguas del Gran Lago--, fueron las piezas que musicalizó el cantautor acompañado por Camarata Bach, para dar clausura a este magno evento.

Será homenajeado en 2008
En la clausura, Francisco de Asís Fernández, Presidente del festival, expresó que el “propósito fundacional de este festival” es insertar el evento anualmente al calendario cultural de la Américas. La junta acordó homenajear al poeta leonés Salomón de Selva (1893-1859) valorando su legado literario como uno de “los intelectuales más conocidos internacionalmente de la literatura nicaragüense”.
Asimismo, la escritora Gioconda Belli anunció que los panidas de los 43 países participantes en el festival firmaron petición a la Unesco para que la ciudad de Granada, por su valor histórico y arquitectónico, se declare Patrimonio Cultural y Ecológico de la Humanidad.
El festival cerró bloques con lecturas del brasileño Thiago de Mello, Luis García Montero, de España; Kristy Bloom, de Noruega; Waldo Leyva, de Cuba; Eira Stemberg, de Filandia; y los nicaragüenses Ernesto Cardenal, Claribel, Francisco de Asís y Claribel Alegría, entre otros.
En horas tempranas los poetas internacionales dejaron la ciudad para aventurarse en un paseo por las Isletas de Granada, mientras en la ciudad la lectura estuvo a cargo de los poetas nicaragüenses jóvenes como Misael Duarte, María Cecilia Bravo, Emilio Zambrana, Víctor Chavarría, Ulises Huete, William Grisby y Tatiana Argüello.
Poetas que ya han venido a las tres ediciones del festival, halagaron la iniciativa de los organizadores por ampliar este año el evento a municipios de Masaya y Carazo.
“No venimos aquí para que nos escuchemos sólo entre poetas, sino que también llevemos la poesía a los pueblos”, dijo la poetisa argentina Ana Wasjeszkup, quien se sintió muy satisfecha por visitar nuevamente Nicaragua: “La hospitalidad y la gentiliza de los organizados para con los invitados, es maravillosa, yo no la he visto en ningún otro lado”, agregó.
Por su parte, el poeta granadino Jimmy Avilés remarcó que la importancia de este festival, que cada vez adquiere más relevancia como evento literario de la región, es particularmente para Granada una oportunidad para que ahora, además de destino turístico nicaragüense por excelencia, acuñe su importancia como centro cultural.