Nacional

Cae una súper banda

* Entre los atracos está el de la camioneta del BAC, de la que se llevaron dos millones y medio de córdobas y 6 mil dólares * También el golpe al Fondo de Desarrollo Rural, y operaban con todo un parque vehicular

Ernesto García

Un duro golpe a la delincuencia propinó la Policía Nacional al desarticular una peligrosa banda de asaltantes que en tres robos logró acumular un botín superior a los tres millones de córdobas, informó el vocero de la Policía, comisionado mayor Alonso Sevilla.
A los integrantes de la peligrosa banda la Policía les atribuye la autoría del robo de 2 millones 480 mil 890 córdobas y seis mil dólares a una camioneta del Banco de América Central (BAC), a inicios de enero, cuando salía de la Cervecería Toña.
Con la desarticulación de la banda de “Chiguaco”, como se le conoce a Nelson González Flores, jefe de la banda, quien también se hace llamar Jaime Antonio Centeno, la Policía también dio por esclarecido el robo a una sucursal del Fondo de Desarrollo Rural (FDL), de donde se llevaron un botín de 137 mil 743 córdobas.

Tenían su parque vehicular
Otro de los robos esclarecidos por la Policía con la captura de esta agrupación, que contaba con un parque vehicular de dos motocicletas, cuatro carros y dos camionetas para ejecutar sus atracos, es el realizado a la cooperativa de buses “Unitarios”, de donde se llevaron 350 mil córdobas, indicó la fuente policial.
Entre los miembros de esta banda destaca Jorge Luis Jiménez Duarte, de 38 años, quien también se identifica como Jorge Luis Arias y quien también es conocido con el mote de “Rojito”.
Los otros detenidos son Marvin Eusebio Ojeda, de 33 años, conocido como "Marvin Negro"; Julio César Castillo Moreno, de 34; Francisco Javier López Martínez, de 36; Misael Antonio González Centeno, de 38, y Enrique Baltasar Cruz, de 34.
El comisionado mayor Alonso Sevilla dijo que todos los miembros de la banda fueron capturados en distintos puntos de la capital durante la noche del jueves y la madrugada del sábado.
A Julio César Castillo Moreno, al momento de su captura, que se produjo en el lugar conocido como San Antonio Sur, en el kilómetro 10 y medio de la carretera Managua-Masaya, se le ocupó una de las camioneta que utilizaron para interceptar el microbús en la cual el personal del BAC trasladaba los más de dos millones de córdobas.
Además de los cuatro vehículos y las dos motocicletas que habían comprado con el dinero robado, la banda de “Chiguaco” tenía dos camionetas que fueron robadas a funcionarios de empresas privadas.
“Las motocicletas que las compraron nuevas y las inscribieron en la Policía de Tránsito a nombre de familiares, las utilizaban para vigilar a sus potenciales víctimas”, explicó el comisionado Sevilla.
Seguidamente, el portavoz de la Policía señaló que los miembros de la referida agrupación, a quienes calificó de “muy peligrosos”, para intimidar a sus víctimas se valían de dos escopetas y una pistola nueve milímetros.