Nacional

Hermana de la princesa Letizia se suicidó

* Hermetismo real ha impedido que trasciendan más detalles de la trágica decisión

J. D., Madrid
EL PAÍS
Érika Ortiz Rocasolano, hermana de la princesa Letizia, escribió cinco cartas dirigidas a familiares antes de ingerir una dosis letal de fármacos, según han informado fuentes de la investigación. Éstas, sin embargo, no han revelado a quiénes van dirigidas estas notas ni su contenido. El asunto está sometido a un estricto secreto, ya que todas las pesquisas las lleva directamente la juez de Instrucción número 12 de Madrid.
Érika Ortiz, de 31 años, fue hallada muerta la mañana del pasado miércoles en su domicilio de la calle de Ladera de los Almendros, en el barrio de Valdebernardo. La autopsia ha determinado que la muerte le sobrevino tras ingerir un número no precisado de pastillas, posiblemente tranquilizantes.
Fuentes de la investigación han reconocido que Érika escribió cinco notas en las que supuestamente explicaba su trágica decisión, aunque los medios consultados aseguran desconocer el contenido de las mismas, ya que la juez se hizo cargo de estos documentos desde el primer momento. Tampoco ha sido posible precisar si las cartas estaban en la vivienda o si alguna de éstas fue enviada por correo a su destinatario.
Fuentes policiales sostienen que el asunto lo lleva directamente la juez, que ha pedido que le sean adscritos dos policías del Grupo VI de Homicidios para que se encarguen de realizar las pesquisas que ella les encargue. “Es un procedimiento inusual, pero perfectamente factible si así lo dispone la autoridad judicial”, explica un mando policial.
El asunto no está en manos de la Brigada Judicial de Madrid, como sería lo habitual, porque la víctima está emparentada con la familia real. Las fuentes creen que el asunto está inicialmente claro, al estar descartada la implicación de terceras personas.