Nacional

Nombramiento de Murillo recurrido de inconstitucional


La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), representada por su secretario ejecutivo, Marco Carmona Rivera, solicitó a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declare inconstitucional el decreto presidencial 016-2007, donde el presidente Ortega nombra a Rosario Murillo, su esposa, como coordinadora de uno de los recién creados consejos.
Dicho decreto fue publicado en La Gaceta del 10 de enero, y establece “encargar a la compañera Rosario Murillo Zambrana la coordinación del Consejo Nacional de Comunicación y Ciudadanía como delegada de la Presidencia de la República”.
“Después de haber hecho un análisis integral, nosotros determinamos que este nombramiento es ilegal, porque el Presidente no puede hacer nombramientos a personas vinculadas con el cuarto grado de consaguinidad y segundo grado de afinidad, según nuestra Constitución Política”, expresó Carmona Rivera luego de interponer el recurso.
En la declaración presentada a la CSJ, Carmona cita el artículo 130 de la Constitución Política, que establece que “no se podrán hacer nombramientos a personas que tengan parentesco cercano con la autoridad que hace el nombramiento. Para los nombramientos de los funcionarios regirá la prohibición del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad”.
Luego de introducido el recurso por inconstitucionalidad, la Sala Constitucional de la CSJ tiene un período de quince días para admitir o rechazar el recurso. En otro lapso de quince días, la CSJ informa a la autoridad recurrida, en este caso la Presidencia de la República. Pasado el mes, el procurador general tiene seis días para dar su dictamen, y con o sin éste, la Corte en pleno, con sus 16 magistrados, deberá resolver.
EL NUEVO DIARIO se comunicó con la Secretaría del Frente Sandinista, donde Julio Domínguez pidió que se le enviase un correo electrónico a Rosario Murillo, sin embargo, al cierre de esta edición no habíamos obtenido respuesta.