Nacional

Develan monumento a Manolo Cuadra


En homenaje a su centenario, esta vez fue al poeta Manolo Cuadra a quien se levantó una escultura el Parque de la Poesía, para anexarse a la lista de otros poetas granadinos homenajeados en ese espacio público.
Manolo Cuadra, quien naciera en Malacatoya en 1907, nutrió su obra literaria de los múltiples oficios que ejerció: fue militar de la guardia de Somoza, peón en las bananeras de la United Fruit Co. en Costa Rica, y periodista para diversos medios.
Al acto se hicieron presentes familiares de Manolo Cuadra e invitados especiales, poetas y estudiantes locales.
El escritor y crítico literario, Nicasio Urbina, hizo una breve reseña de la obra del poeta vanguardista, a quien recordó como el soldado 34-95 (su número militar) antes de disentir con la dictadura somocista y hacerse crítico hacia ésta. “Manolo ha marcado la literatura nicaragüense en todos los géneros que tocó”, subrayó Urbina.

Bloque de lecturas de mujeres poetas
Después que se develara la escultura, se dio paso a un bloque de lectura de poetisas de diversas nacionalidades y propuestas estéticas. En el recital, las voces femeninas mostraron igualmente una diversidad de temáticas en sus idiomas originales, que posteriormente fueron traducidas para su comprensión.
Algunas mujeres mostraron su entusiasmo de compartir el podium con otras colegas del mismo género, sin embargo, la poetisa búlgara, Dostena Lavergne, no compartió el mismo criterio, pues consideró que esa clasificación no era necesaria.
“No creo que haya una poesía de la mujer o del hombre. Quizás sea bueno para Nicaragua que se escuche un bloque de diferentes propuestas de poesías femeninas, pero no estamos en una Iglesia, sino haciendo poesía”, expresó Lavergne.