Nacional

Asombro e ira por escandalosas moras


Clientes de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) manifestaron su asombro e ira por las escandalosas moras que se cargaban en la aguadora.
Ana Solano, habitante del barrio San Judas, dijo que no es posible que a veces Enacal con un mes de retraso les corte el agua, “mientras que algunas empresas tienen moras hasta de 70 meses”.
EL NUEVO DIARIO publicó este jueves que cerca de 500 empresas --entre industriales, comerciales, hoteles, moteles y clínicas-- tienen deudas con Enacal, las cuales van desde los 10 meses hasta los 72, y que a ninguna de ellas se le ha cortado el servicio pese a que entre todas superan los cuatro millones de córdobas.
En tanto, Silvia Martínez, habitante de Loma Linda, expresó su descontento con los directivos anteriores de Enacal, y aseguró que en algunos barrios se quedaban sin el vital líquido hasta seis meses.
“Los que tienen más reales son los que deberían pagar más rápido”, señaló José Antonio Cortés, habitante de Loma Linda, quien cree que el hecho de publicar las empresas morosas es una buena iniciativa de Enacal.
Melva Novoa, pobladora del barrio El Recreo, demandó a Enacal que se “ponga las pilas”, porque asegura que en su barrio el agua llega dos o tres horas, mientras que las empresas además de ser deudoras, la derrochan en algunos casos. Novoa dijo tener esperanza en que las cosas estarían mejor con este nuevo gobierno.

Pobladores desconocen de multas por derroche de agua
Pobladores de los barrios Memorial Sandino, Linda Vista, San Judas y El Recreo, manifestaron no conocer sobre las multas que Enacal implementaría en los próximos días, tal como lo manifestó la presidenta ejecutiva de Enacal, Ruth Selma Herrera Montoya.
Yahaira Gaitán, habitante del barrio Memorial Sandino, fue encontrada por EL NUEVO DIARIO regando el polvo de las afuera de su casa. Manifestó desconocer que Enacal había anunciado multas que podrían alcanzar los dos mil córdobas. Sin embargo, se mostró de acuerdo con las multas al afirmar que fue una buena idea, porque “sólo así la gente puede aprender”. Además, mencionó que era necesario que Enacal hiciera una campaña de concienciación para que los pobladores puedan contribuir a no derrochar el agua.

Campaña educativa será a través de “comunicación alternativa”
En tanto, Azucena Castillo, divulgadora de Enacal, dijo a EL NUEVO DIARIO que estaban en proceso de crear un proyecto para promover una campaña educativa a fin de que la gente tenga conciencia de no derrochar el agua.
“Dentro de nuestra estrategia de comunicación está tratar de abrir una línea de campaña de educación permanente”, dijo Castillo, quien señaló que usarían todas las formas alternativas de comunicación que estén a disposición de la empresa aguadora.
“Tengo proyectado trabajar con la comunicación alternativa, teatro, a través de mensajes, volantes y las radios, que son llegaderas”, expresó la divulgadora de Enacal, quien también aseguró que trabajarán con los colegios por ser lugares en donde los chavalos y las chavalas pueden aprender más rápido.