Nacional

¿Desaparecen pruebas en el caso de Doris Ivania?

* Presidente de Corte también avala al juez Palma y ya casi se adivina fallo sobre estadounidense acusado

RIVAS Y MANAGUA
La señora Mercedes Alvarado, madre de la joven asesinada y violada en San Juan del Sur, denunció que se ha tratado de esconder pruebas en el proceso judicial que se lleva para dilucidar quiénes son los culpables del crimen de su hija, y explicó que de manera extraña no aparecen los resultados de las pruebas periciales que hicieron en las uñas de su hija, donde se supone habían evidencias de los trozos de piel de los victimarios.
No obstante, ella, al igual que su abogado Eric Cabezas, señalan que de no aparecer esos resultados no los afectarían en nada, "ya que hay pruebas suficientes para encontrar culpables a los acusados, y una de ellas es que en los resultados de las pruebas se revela que el tipo de sangre de Eric Stanley Volz y Julio Martín Chamorro López coincide con el tipo sanguíneo de las manchas de sangre halladas en la sábana que encontraron en el lugar del crimen".
Como se recordará, tanto Volz como Chamorro López son los acusados de asesinar atrozmente a Doris Ivania Alvarado Jiménez. El suceso que conmovió a San Juan del Sur se dio en el 21 de noviembre en horas del mediodía, y el proceso judicial llegará a su fin el 14 de febrero, cuando se realizará el juicio técnico.

¿Qué se hicieron los hisopos?
Por su parte, Cabezas señaló que, efectivamente, a Doris Ivania le hicieron un raspado en sus uñas con hisopos, para extraer muestras de residuos a fin de llevarlos al Laboratorio de Criminalística, y ahora no aparecen "pero esto no nos perjudica en nada, ya que hay pruebas suficientes en contra de los acusados, pero claro que esto hubiera
hundido aún más a Volz y a Chamorro López", indicó.
Al final, dijo que es lamentable que jueces como Peter Palma sean súper protegidos, "porque eso es lo que evidencian las declaraciones del magistrado Edgard Navas, y al parecer hasta se han olvidado del vendaval de denuncias que hay en contra de este juez", señaló.

También Manuel Martínez lo favorece
Al parecer, el juez penal Edward Peter Palma no será objeto de sanción de parte del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, por su actuación en el proceso judicial.
Durante la juramentación de nuevos abogados y notarios, Manuel Martínez defendió la actuación del juez Palma, a quien el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) investiga por presuntas irregularidades en su actuación.
Martínez dijo que Palma actuó apegado a derecho en la tramitación del caso donde un nicaragüense y un mexicano-norteamericano son procesados por el asesinato de una joven que había sido novia del segundo.
Las declaraciones de Martínez en torno a Palma, revelan cuál será su posición al momento de votar para imponer o no una sanción por sus actuaciones, no sólo en ese caso, sino en otros donde hay de por medio varios millones de dólares por contrabando aduanero.
Sin embargo, representantes de la Fiscalía han afirmado que el juez Palma consideró insuficientes las pruebas para llevar el caso a juicio. Vale mencionar que en muchos casos, los jueces desestiman pruebas aportadas por el Ministerio Público o el acusador particular, y al llegar el caso a juicio, no hay soporte de la acusación y con facilidad los dejan libres.
Martínez y Navas, ambos liberales, integran el Consejo junto al sandinista Marvin Aguilar, por lo que se puede ver que Palma no será sancionado.
En otro orden, Martínez reiteró ayer su defensa a la independencia constitucional del Poder Judicial para mantener los salarios, de acuerdo con sus propios criterios y no a lo establecido por el Poder Ejecutivo.
Martínez dijo que el 4% del Presupuesto al Poder Judicial está establecido en la Constitución Política y debe respetarse, a no ser que haya una reforma al respecto.
El presidente Daniel Ortega estableció como salario más alto el suyo, de 3,200 dólares, seguido del estipulado al vicepresidente, de 3,100, y en orden descendente los ministros, viceministros y directores de entes autónomos.
Los magistrados de la CSJ ganan un salario aproximado a los seis mil dólares, y muchos de sus funcionarios devengan salarios superiores a tres mil dólares.