Nacional

“Desovaban” cocaína

* Mayoría huye entre disparos, pero capturan a dos mexicanos y a un colombiano que regresaban de alta mar * Dos camionetas, una panga, tres fusiles AK y equipos de navegación, se les ocupó a los detenidos

Heberto Rodríguez

Dos mexicanos y un colombiano fueron capturados ayer por miembros del Ejército frente a las costas de Chacocente, refugio silvestre ubicado en el departamento de Carazo. La detención se hizo luego de que los extranjeros concretaron presumiblemente una operación de traslado y evacuación de droga en alta mar.
Además de los tres detenidos, la escuadra de infantería que vigila la zona, ocupó tres fusiles AK, dos camionetas, una panga rápida, cuatro bidones de combustible, un cable de 400 metros, equipos de navegación y un termo.
Los hechos transcurrieron entre la media noche del martes y la madrugada del miércoles en un lugar denominado La Casona, ubicada a un kilómetro de las oficinas de la administración del refugio silvestre.

20 sujetos armados
A este lugar llegaron unos 20 sujetos --la mayoría de ellos armados--, que se transportaban en cinco vehículos. Consigo llevaban la panga montada en un remolque.
Tres guarda-parques del refugio observaron cuando estos sujetos trasladaron la panga hasta la costa y subieron en ella unos bultos donde supuestamente llevaban la droga.
“Se metieron a punta de remo, no encendieron el motor”, dijo a EL NUEVO DIARIO uno de los testigos.
“Fue una experiencia bien dura, bien grande. Nos dio temor como a todo ser humano, porque ellos sabían que los estábamos viendo, pero nosotros no podíamos hacer nada, no tenemos armas”, agregó.

Informan a Ejército
Después de la partida de la panga, uno de los guarda-parques salió en busca de los miembros del Ejército para informarles lo que estaba pasando.
Cuando el sargento Moisés Rivas llegó al lugar acompañado de su escuadra, conformada por cuatro hombres, aún permanecían en el lugar la mayoría de los sujetos armados. Al notar la presencia de los militares iniciaron la huida, no sin antes intercambiar disparos con los miembros del Ejército
Dos camionetas doble cabina quedaron abandonadas en el lugar, una Hilux y una Ford Ranger, con placas de Matagalpa y Managua, respectivamente. La falta de medios de los militares evitó que capturaran a alguien en ese momento.

Regreso y captura
No obstante, a eso de las tres de la madrugada regresaron a la costa los sujetos que habían partido hacia el mar, y mientras desembarcaban en la costa, fueron capturados por los miembros del Ejército. Intentaron huir, pero el esfuerzo fue inútil.
Ni la Policía ni el Ejército quisieron proporcionar los nombres de los detenidos, aduciendo que podrían entorpecer las investigaciones.
El jefe del Estado Mayor del Cuarto Comando Regional de Rivas, teniente coronel Danilo Quintanilla, expresó que por la forma en que transcurrieron los hechos se trata de una actividad ilícita.
“Por las características, y por encontrarse también tres fusiles de guerra, más medios de navegación, panga nueva y el movimiento, creemos que están en actividad ilícita. Pero decirte categóricamente, es arma, es droga, estaría especulando”, explicó.
Además de la permanencia de la escuadra de infantería en el refugio silvestre, el Ejército mantiene un despliegue operativo que cubre 80 kilómetros de frontera y 120 kilómetros del litoral.
En los últimos meses, el Ejército ha reportado, al menos, un vuelo semanal de naves de alas fijas. Entre el 31 de enero y el 2 de febrero se reportaron tres vuelos.
El segundo jefe de la Policía de Carazo, comisionado Buenaventura Miranda Fitoria, aseguró que están buscando vínculo de este hecho con las manifestaciones del narcotráfico que, en los últimos meses, se han presentado en las zonas de Huehuete, Casares y La Boquita.
“Hasta el momento nosotros estamos profundizando las investigaciones conforme los indicios encontrados en el lugar, y tal vez mañana vamos a poder ampliar información como resultado de las verificaciones que vayamos a realizar”, apuntó.
No obstante, dejó claro que se trata de una actividad ilícita. “Tenemos coincidencia en esas versiones que el Ejército tiene, en vista de que encontramos tres AK, ocupamos dos vehículos, más tres que salieron como a la una de la mañana, y encontramos también algunos medios que sirven para guiarse en navegación”.

Dos mexicanos y un colombiano
Buenaventura Fitoria recordó también que los tipos detenido son extranjeros, dos de México, específicamente de Sinaloa, y un tico-colombiano, que vive en Limón.
“Lógicamente que cuando encontramos a estos extranjeros, con medios acuáticos y armas de guerra, de inmediato están cometiendo ilícitos, aparte de lo que pueda surgir de las investigaciones en cuanto al narcotráfico”, indicó.
EL NUEVO DIARIO conoció que los mexicanos capturados responden a los nombres de Jesús Preciado Ochoa y Juan José García Mejía. El colombiano supuestamente obedece al nombre de Teodoro.
Al final de la tarde de ayer, tanto el Ejército como la Policía permanecían en el lugar. Estaban aplicando en los vehículos la técnica de Ioscan para ver si tenían algunas concentraciones de partículas de droga.
En Managua, una fuente aseguró que estaban buscando a un colombiano que estaba alojado en un hotel de la capital.