Nacional

“No seamos más papistas que el Papa”

* Dice que Conferencia Episcopal no está por encima de la Santa Sede * Reiteró que los obispos no se han pronunciado, y que a ellos no les corresponde decir sí o no

Monseñor Jorge Solórzano, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, dio ayer un espaldarazo al cardenal Miguel Obando y Bravo al sostener que “no hay que ser más papistas que el Papa”, y que no corresponde a ningún Obispo ni a la Conferencia Episcopal, pronunciarse sobre si Obando debe asumir o no el Consejo de Reconciliación en la Administración del presidente Daniel Ortega.
Obando anunció el martes que ha solicitado a la Santa Sede autorización para presidir el Consejo de Reconciliación, que ayudaría a los desmovilizados por el conflicto bélico de los años ochenta, a reinsertarse finalmente a la sociedad.
El caso ha despertado una gran polémica, porque para algunos sectores está en juego la laicidad del Estado, y porque Obando fue un crítico de la Administración sandinista de los años ochenta.
Los obispos sostuvieron ayer en general un marcado silencio sobre el tema, pero Solórzano expresó su respaldo al anuncio de Obando, de quien resaltó su “ambición de servicio”.

Defiende a Obando
“No podemos ser más papistas que el Papa. No corresponde a nosotros, los Obispos ni a la Conferencia, decir sí o no, es a la Santa Sede que le corresponde”, aseveró Solórzano. “La Conferencia Episcopal no está por encima de la Santa Sede”, puntualizó.
Solórzano recalcó que la Conferencia Episcopal no se ha pronunciado sobre el caso, e insistió en que no le corresponde pronunciarse. Sin embargo, en agosto del año pasado, la Conferencia Episcopal emitió un pronunciamiento instando a todos los sacerdotes católicos a permanecer alejados de la política partidaria.
El Obispo resaltó que él ha laborado con Obando como obispo auxiliar y como sacerdote, y que a él le consta cómo ha servido de mediador y conciliador en el difícil proceso político nicaragüense desde los tiempos de Somoza, durante el régimen sandinista y durante la transición democrática.
Para Solórzano, el cardenal Obando no formaría parte de la Administración sandinista de aceptar el cargo de presidente del Consejo de Reconciliación, pues su papel sería el de colaborador en beneficio de los afectados por la guerra.
Reiteró que “Su Eminencia ha pedido a Su Santidad el visto bueno y así es: le corresponde únicamente a la Santa Sede darle el visto bueno”.
Solórzano reafirmó que el Cardenal ha contribuido a la pacificación y reconciliación del país, así como “a la fe de los nicaragüenses”, y dijo confiar en que lo siga haciendo.
EL NUEVO DIARIO intentó conversar con el presidente de la Conferencia Episcopal, Leopoldo Brenes, para conocer su punto de vista sobre el tema, pero en su despacho se dijo que no estaba disponible. En días anteriores, Brenes había dicho que esperaba que Obando tomara una sabia decisión, y que se respetaría la misma.