Nacional

“Lectura de Biblia será más humana”


Tania Sirias

La elección de Cora Antonio Matamoros como la primera mujer en nuestro país y Centroamérica en ocupar el cargo de Superintendente de la Iglesia Morava, alentó a los sectores feministas del país, pues afirman que se hará una nueva lectura de la Biblia, desde un punto de vista más humano.
La procuradora especial de la Mujer, Débora Grandison, comentó que las iglesias --no sólo la Morava-- han sido presididas siempre por hombres, lo que ha sido un círculo cerrado para las mujeres.
“Antes éramos vistas como quienes se encargan de la limpieza en el templo, o las que recogíamos fondos para la parte de beneficencia”, dijo la funcionaria.
Destacó el hecho de que una mujer haya podido escalar a esta jerarquía dentro de la Iglesia Morava, como un acto trascendental en la vida de los costeños. Espera que haya una apertura en cuanto a ver los problemas de la población desde una perspectiva de género.
Grandison afirmó que Nicaragua vive una situación de caos en cuanto a la violencia intrafamiliar. “Ahora desde un púlpito se pueden abordar los temas que afectan a las mujeres y su familia, ya no se hará de forma solapada”, expresó.
La procuradora señaló que las iglesias pueden desempeñar un papel muy importante en el tema de la paternidad responsable, el alcoholismo y la drogadicción”, temas que deben ser retomados por las mujeres.
Machismo impera
Un aspecto que destacó Grandison es que en la Iglesia impera todavía el machismo, pero son barreras que se han venido derribando poco a poco. “Sólo veamos la elección de Cora, donde se hizo un debate profundo, sin embargo aplaudo el hecho que este nombramiento haya llegado a feliz término”, expresó.
La doctora Mirna Cunningham comentó que las mujeres en la Iglesia Morava tienen una gran lucha para que se les reconozcan sus derechos, y promover una pastoral específica para mujeres.
“Cora ha participado en las actividades que el Movimiento de Mujeres ha celebrado en la Región Autónoma, y específicamente en los últimos meses en la elaboración de una estrategia para enfrentar el tema de la violencia que sufren las mujeres”, dijo Cunningham.
Agregó que Cora mantiene una posición de lucha para que se respeten los derechos de la mujer costeña. Además, consideró un gran logro que habiendo sólo cuatro mujeres reverendas en la Iglesia Morava y 300 hombres, ella asuma una posición alta en la jerarquía Morava.
Asimismo, criticó que el machismo es la expresión de la ideología patriarcal, “y obviamente esto influye en las áreas de la vida. Esto también influye en las Iglesias y dificulta el acceso a las mujeres a puestos jerárquicos, sin embargo con estos pequeños cambios permitirán hacer una lectura de la Biblia donde las mujeres tienen rostro y voz”, concluyó Cunningham.