Nacional

Mel Zelaya responde a Ortega

Manuel Zelaya reafirma que el Ejército hondureño es “pequeño” y dedicado a actividades de protección ambiental, seguridad y salvaguarda fronteriza.

Honduras le respondió hoy al presidente Daniel Ortega que los aviones "F-5", que posee desde hace unos 20 años, son defensivos. El presidente hondureño, Manuel Zelaya, dijo que el Ejército de su país "es pequeño y está dedicado a actividades de medio ambiente, fortalecer la seguridad del país y al mismo tiempo salvaguardar nuestras fronteras".
Agregó que "los ambientes bélicos en Centroamérica son innecesarios" y que lo expresado por Ortega sobre los "F-5" son "comentarios que hacen las diferentes naciones sobre la situación de los ejércitos, pero sí les aseguro que Honduras tiene un equilibrio de fuerzas en Centroamérica".
"No hay ningún ambiente bélico, no hay ningún ambiente de confrontación, los ejércitos de Centroamérica mantienen excelentes relaciones", subrayó Zelaya, quien considera que la región debe dedicarse al desarrollo social y aprovechar los tratados de libre comercio con otras naciones. Por su parte, el vicecanciller hondureño, Eduardo Enrique Reina, declaró a la prensa que los aviones "F-5" son armas defensivas.
Ortega dijo que el Ejército de Honduras posee una flota de once aviones de guerra en buenas condiciones y se preguntó "para qué quiere un país un avión de combate" y "qué sentido tiene tener aviones de combate". "Ni quiera Dios, se iniciaría una guerra, y con qué necesidad", añadió Ortega al referirse a la posición de Nicaragua de no destruir los misiles "Sam-7" que posee el Ejército.
Reina señaló que "la posición del Gobierno de Nicaragua no ha variado a través del tiempo con relación a este tema, que ellos han venido manifestando desde los gobiernos anteriores (Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños). No es nada nuevo". El asunto de los misiles, según Reina, responde "a la agenda que tiene Nicaragua con otros países, no con Honduras".
El Ejército hondureño, añadió, cumple nuevos roles que le ha asignado el presidente Manuel Zelaya, en una Centroamérica que tiene nuevos retos, como el combate al narcotráfico, la protección del medio ambiente y temas ligados a la seguridad ciudadana. Las únicas aeronaves que Honduras está por adquirir de EEUU, unos ocho aparatos, son civiles, según ha reiterado el Gobierno de Zelaya en las últimas dos semanas.
Reina enfatizó que Honduras no tiene ninguna capacidad ofensiva en su Ejército, del que además señaló que "es el más pequeño de Centroamérica en efectivos y mantenemos siempre una conducta de respeto al derecho internacional como ha sido nuestra tradición".
En su opinión, "Centroamérica debe acudir a nuevos retos y trabajar juntos, hay que dejar en el pasado toda esta serie de conflictos que tanto dolor y muerte causaron a la región". El vicecanciller también considera que en la región puede haber algún tipo de diferencias entre los países, y que el diálogo es la mejor ruta que deben seguir.
Recordó que Honduras adquirió los aviones "F-5" desde hace unos 20 años y que la Fuerza Aérea de su país nunca se ha excedido en su capacidad defensiva, aún cuando tiene grandes espacios que proteger en tierra firme y su plataforma marítima.
La posición de Honduras, país que tiene fronteras con Guatemala, El Salvador y Nicaragua, "ha sido de respeto al derecho internacional" y enmarcada en "las buenas relaciones entre estados", dijo Reina.
Las declaraciones de Ortega se producen a un mes de que se inicie el juicio oral en la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, por un contencioso limítrofe en el Caribe, cuyo fallo el presidente de Nicaragua dijo en una reciente visita a Tegucigalpa que será respetado por Managua.