Nacional

No es fácil poner pasaje en C$ 2.00

* Dirigente de transportistas recomienda a autoridades “no hablar a la ligera porque después la gente reclama”

Valeria Imhof

La reducción de la tarifa de transporte colectivo en Managua de 2.50 a 2.00 córdobas implicaría más subsidio de parte del Estado o el combustible prácticamente a precio regalado, dijo ayer el presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo (Urecootraco), Rafael Quinto.
“Si hay alguien que lo regale (el combustible), es posible; pero si no hay quien lo regale, no son posibles esos dos córdobas en este momento”, indicó.
La promesa de reducir la tarifa 50 centavos fue hecha por el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, durante la campaña electoral presidencial. Al ser consultado la semana pasada, Marenco señaló que eso es una decisión que tendrá que tomar el gobierno nacional, a la vez que insistió en su propuesta de cobrar un impuesto a los carros particulares para que sean éstos los que subsidien al transporte colectivo.
Quinto dijo que de acuerdo con los últimos cálculos realizados por la Urecootraco, el costo real de la tarifa actual es de 3,10 córdobas.
“Nosotros estamos recibiendo de la población 2,50 córdobas y para enero, febrero y marzo, en el presupuesto del Estado hay unos 22 centavos de subsidio por pasajero, lo que significa que en este momento el transportista está recuperando 2,72 córdobas, quedando un déficit de 38 centavos”, indicó.
Manifestó que esta semana podrían comenzar las conversaciones con la municipalidad y/o el gobierno nacional “para ver de qué manera se va a cubrir ese déficit”.
“Para eso hay dos vías: o se aumenta la tarifa o se aumenta el subsidio, y quien tendrá que tomar esa decisión es el gobierno”, agregó Quinto, quien mencionó que para sostener la tarifa de 2.50 córdobas se necesita un subsidio de 14 millones de córdobas mensuales, mientras que sin subsidio el combustible tendría que disminuir a 12 córdobas por galón.
“Hay 22 centavos en el Presupuesto, lo que hay que buscar son los 38 centavos ya sea por la vía de bajar el diesel o en el Presupuesto, por eso creo que lo mejor es consolidar el proyecto de los 2.50, porque ni siquiera hemos terminado de resolver este problema”, indicó.
Actualmente los transportistas pagan 40.50 córdobas por galón de combustible, luego de un acuerdo firmado con la Alcaldía de Managua referente al suministro de combustible subsidiado a través de la empresa de capital nicaragüense y venezolana, Alba Petróleos de Nicaragua (Albanic).
“Si nosotros queremos vender a la población un servicio a dos córdobas, el subsidio de un córdoba con diez centavos por pasajero, significa más de 20 millones de córdobas mensuales”, dijo Quinto.
Respecto de los autobuses nuevos que todavía no han comenzado a circular, el transportista expresó que éstos tienen un costo de 70 mil dólares, por lo que es casi imposible que la tarifa pueda costar dos pesos.
“La tarifa en estos autobuses anda por los cinco (córdobas) y si la queremos bajar a dos, hay que poner tres de subsidio, lo que implica buscar 500 ó 600 millones de córdobas adicionales al Presupuesto que creo que no hay, o bien regalar el combustible”, subrayó.
“Nosotros ya mandamos nuestra propuesta, y entendemos que el miércoles va a haber una reunión para posteriormente decidir cómo se va a cubrir el déficit, si con subsidio o bajando el precio del diesel, que son las dos vías, porque la otra sería volver a subir la tarifa”, agregó.
Quinto dijo que no es bueno “hablar a la ligera”, porque “después la población reclama”, en alusión a las promesas de campaña de que el pasaje comenzaría a costar dos córdobas a partir de enero. “Sería bueno que los managuas anduvieran en un autobús nuevo a dos córdobas, lo que hay que ver es si es viable y si alguien va a compensar esos costos”, sostuvo.