Nacional

Dirección del Minsa retrocede sobre el aborto terapéutico


Melvin Martínez

Una nueva posición asumieron las autoridades del Ministerio de Salud con respecto al tema del aborto terapéutico, después de que la primera dama de la República, Rosario Murillo, declaró a los medios de comunicación que el gobierno sandinista es respetuoso de las leyes y de la Constitución, incluyendo la desaparición de la figura del aborto terapéutico.
Estas declaraciones hicieron retroceder a las autoridades del Ministerio de Salud, Minsa, en especial la ministra de Salud, Maritza Cuan, quien se ha negado a hablar del tema después de las declaraciones de Murillo.
Al parecer, las autoridades del Minsa fueron obligadas a retroceder en su posición inicial con respecto al tema, ya que durante su primera comparecencia pública, la titular de Salud, Maritza Cuan, instó a los médicos y organismos defensores de los derechos de la mujer para que continuaran en su lucha contra la abolición del aborto terapéutico en el Código Penal de Nicaragua.
“El derecho a la vida es el derecho humano fundamental, no podemos atender el aborto terapéutico porque la ley no lo permite, el camino que se sigue es el correcto, ver cómo cambiamos las leyes y ver cómo nuestros colegas --los especialistas en atención de la mujer-- pueden orientar a los tomadores de decisiones, eso es lo fundamental en este caso”, afirmó en esa ocasión la titular de Salud a una pregunta de EL NUEVO DIARIO durante la primera rueda de prensa.
El que sí opinó sobre el tema fue el secretario general del Minsa, doctor Adrián Zelaya, quien se distanció por completo de lo declarado inicialmente por la doctora Cuan.
Una rara distinción
“Un asunto son las posiciones personales y otra cosa es cómo el Ministerio de Salud se debe asumir. En todo caso, mi planteamiento es como Ministerio de Salud”, dijo Zelaya.
¿Y cuál es su planteamiento personal y como médico?, le preguntamos: “Hay una ley y debe ser respetada. No podemos estar al margen de la ley, si en su momento hay un planteamiento nacional para discutir sobre eso, el Minsa va a participar”.
Sin embargo, dijo que aún no han considerado en el Minsa hacer un abordaje del caso, y “mientras exista una ley que oriente cuál es la acción, tenemos que apegarnos a esa ley”.
Enfatizó que el Minsa como ente rector de la salud debe participar de cualquier debate público que se realice sobre el tema.