Nacional

Sigue pleito por la fortuna de Polanco

* Familiares aseguran que el empresario dejó capital de más de dos millones de dólares, y que ése era el objetivo de autores materiales del crimen

Lizbeth García

Los familiares de Jerónimo Polanco pidieron públicamente a la primera comisionada y directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, reabra la investigación sobre el asesinato, porque consideran que los autores intelectuales no están presos, como tampoco fueron sancionados los policías que supuestamente recibían “coimas” del empresario cuando éste estaba vivo.
“Que investiguen, que investiguen, porque mi hijo era el que me mantenía y me compraba mis medicinas”, demandó este lunes doña Timotea Polanco, madre de don Jerónimo Polanco, al comparecer en los juzgados de Managua junto a sus hijos Natividad de las Mercedes y Rosa Polanco.
El abogado de la familia, Manuel Urbina, informó que este martes solicitarán audiencia con la primera comisionada Granera, a fin de hacer la formal solicitud para que se reabra la investigación del crimen.
“También vamos a ir, cuando tome posesión, donde el Fiscal de la República, para pedirle directamente que gire instrucciones a la Policía Nacional a fin de que se esclarezca verdaderamente el crimen de Polanco, porque los autores intelectuales están libres, y según lo que se está viendo ahora, el móvil del asesinato fue quedarse con la fortuna de él”, apuntó el abogado.
Según un estimado de la familia Polanco, la fortuna de don Jerónimo supera los dos millones de dólares, porque el night club “Aquí Polanco”, ubicado cerca de la pista del Mercado de Mayoreo, vale un millón y medio; el local de “El Muelle”, ubicado en El Malecón, supera los 500 mil dólares, y a esos bienes hay que agregarle el precio de los vehículos que dejó a su deceso.

“Objetivo era la fortuna”
“Entonces ellos van a pedirle humildemente a la señora Aminta Granera una entrevista, a fin de plantear la situación, para que averigüe todo lo relacionado con esta confabulación, y quede en evidencia, a través de las investigaciones, que ese testamento es falso, y que se continúe con las investigaciones, porque esto no ha prescrito y hay otras personas que han participado en el crimen del señor Polanco, que son las interesadas en quedarse con la fortuna de él”, apuntó Urbina, quien señaló que para minimizar el crimen orientaron a los dos criminales que están presos que se hicieran responsables del delito, aunque detrás de todo están “mafiosos de gran poder en la sociedad”.
Por su parte, William Arceda Polanco denunció que el comisionado Francisco Díaz supuestamente lo mandó a amenazar por medio de un policía vestido de civil que anda asesorando a la viuda, quien es comadre del jefe policial aludido.
Según Arceda Polanco, la amenaza habría tenido lugar unos dos meses después del asesinato de su padre, cuando él estaba tomando licor en un quiosco ubicado frente a El Túnel, sitio al cual habría llegado el “mensajero” que trabaja en la “Ajax Delgado” para decirle: “Yo soy policía. No te andés metiendo en esas cosas que te va a ir mal. La señora (dueña del quiosco) le preguntó por qué le decía eso a él, pero respondió: “No, yo soy mandado por una persona”. Luego le dejó un papelito a la señora donde decía que esa persona era el comisionado Francisco Díaz”.
Arceda señaló que no interpuso la denuncia en la Dirección Auxilio Judicial porque él estaba más interesado en que se investigara lo de las “coimas” y lo de la muerte de su padre.
“Por eso vamos a pedir a la Aminta Granera que nos esclarezca bien lo de la muerte de mi papá”, señaló finalmente el hijo de Polanco.

Díaz niega
El comisionado Francisco Díaz negó rotundamente los señalamientos en su contra, diciendo que él es un profesional que no anda amenazando a nadie.
“Son locuritas. Nada tengo que ver en eso… No sé de dónde agarra eso… No sé por qué me anda calumniando e injuriando”, agregó el comisionado Díaz, quien señaló que él está anuente a cualquier investigación, aunque aclaró que nunca ha cruzado palabra con Arceda ni con nadie de su familia, porque ni siquiera ha estado vinculado a la investigación del caso.
“Habla al ‘bolsazo’”, dijo finalmente el jefe policial, quien confirmó que es padrino de una de las hijas de la viuda, Victoria Ríos, quien según la madre de Polanco y sus hijos, los quiere despojar de tres lotes de terreno donde está ubicado “Aquí Polanco”, por lo que anunciaron que reactivarán el juicio por los bienes que dejó el difunto, y pedirán la nulidad del testamento donde ella figura como heredera universal.
El abogado Irving Escoto, representante legal de la viuda, señaló que el bar “Aquí Polanco” siempre ha sido de doña Victoria, al igual que la casa donde ella vive. Explicó que cuando quiso expandir el negocio, Jerónimo Polanco compró derechos posesorios sobre ocho lotes, los cuales tuvo que poner a nombre de sus familiares y amigos, pero eran de Polanco, y ahora son de la viuda y de sus hijos por derecho.
Escoto recordó que la viuda también pidió que se investigara a fondo el crimen, pero no pudieron hacer nada, aunque sus abogados siguen luchando para que se imponga una pena más alta a los autores materiales del crimen.