Nacional

Bolaños también abusó de gastos confidenciales


Luis Galeano

El ex presidente Enrique Bolaños utilizó fondos de las partidas confidenciales de la Presidencia de la República para enviar regalos a personas particulares, pagar boletos aéreos a sus familiares, reembolsar gastos de medicamentos para uno de sus cónsules, y viáticos para viajes al exterior de los que no se sabe si en realidad se hicieron.
Documentos e información proporcionada por fuentes de gobierno a EL NUEVO DIARIO, revelan que Bolaños tomó de los gastos confidenciales de la Presidencia para comprar joyas, regalos de bodas, para graduaciones, bautizos, comuniones, nacimientos de bebés y adornos, desconociéndose quiénes fueron las personas que recibieron esos obsequios.
Esos gastos, según los informantes, no tienen justificaciones debido a que son ajenos a las actividades de la Presidencia, ya que el gobernante los envió “por cortesía” y alcanzaron casi los 100 mil córdobas.
Asimismo, los documentos revelan que otro de los gastos encontrados como “irregulares” de las partidas confidenciales, son un poco más de 400 mil córdobas en viáticos desembolsados a favor de varios funcionarios de la Presidencia, pero que no se encontraron los pases de abordaje que comprueben que realmente viajaron.

Boletos a su nuera y donaciones sin control
De igual forma, en los documentos se observa el desembolso de 920 dólares para la compra de boleto aéreo a María Lourdes Chamorro de Bolaños, quien es nuera del ex gobernante y se desempeñaba como jefa de despacho de la ex primera dama Lila T. Abaunza. Otro de los gastos que se reportan de esas mismas partidas son los reembolsos por compras de medicamentos para el cónsul en Miami, José Velásquez, por 300 dólares, y una donación de China Taiwan de 200 mil dólares que no fueron registrados en el Sistema Integrado de Gestión Financiera, Administrativa y de Auditoría (Sigfa).
Bolaños ha rehuido a los medios durante las últimas semanas, a pesar de los serios cuestionamientos que se han hecho a varios de sus ex ministros y ex directores de entes autónomos, y por último lo relacionado a las solicitudes de dinero que hizo a través de su secretario personal Lincoln Escobar, a embajadas y organismos como el BCIE, para la particular “Fundación Nueva Era”, de la que fue directivo y hasta presidente.
Tratamos de hablar con Escobar, pero no fue posible localizarlo, y no devolvió las llamadas a pesar que le dejamos mensajes en su celular.
Con quien sí hablamos fue con el ex secretario privado del ex gobernante, Ariel Montoya, quien se excusó de poder brindar alguna versión sobre el asunto debido a que la parte financiera no era de su incumbencia. “No quisiera meterme en cosas en las que no tengo nada que ver, dejame ver si te puedo conseguir a alguien, porque me dijeron que René Rivera (ex administrativo financiero) ya no trabaja en la Presidencia, pero voy a ver si te contacto a alguien“, dijo Montoya, quien posteriormente nos expresó que no había conseguido a nadie que nos diera alguna versión.

Mucho menos, pero el mismo sistema Alemán
Fue de los gastos confidenciales que el ex presidente y reo Arnoldo Alemán gastó un millón 802 mil 379 dólares en productos suntuarios, como alfombras persas, joyas, ropa, mercadería, hospedajes y licores, entre otros, utilizando tarjetas de crédito American Express mientras fue titular del Ejecutivo.
La Contraloría en su momento inició una investigación sobre los gastos de Alemán con la tarjeta de crédito, pero éste se amparó y por medio del pago de una fianza, la Sala Dos del Tribunal de Apelaciones mandó a suspender la auditoría que se realizaba al respecto. El ex gobernante y reo también utilizó los gastos confidenciales para construir un helipuerto en su casa-hacienda El Chile, y aunque admitió que el dinero salió, efectivamente, de esas partidas, los contralores sólo establecieron responsabilidad civil en su contra, cambiando la resolución original que era de presunción penal.