Nacional

Avioneta para tráfico de armas o de personas

* Malpaisillo en la Ruta de los Narcos, admite jefe policial

LEÓN
El aterrizaje y vuelo sospechoso de una avioneta aún no identificada entre el sector del puente el Caimito y la entrada a la finca San Gabriel, en el kilómetro 146 y medio de la carretera León-San Isidro, mantiene activos en el terreno a especialistas de investigación de drogas, oculares, auxilio judicial y el equipo de inteligencia del Ejército Nacional.
El pasado viernes dos de febrero a las dos de la madrugada aterrizó la avioneta con dirección de Este a Oeste, que alzó vuelo en sentido contrario hacia el norte del país.
En el lugar se encontraron cuatro machetes, los cuales se presume fueron utilizados para cortar arbustos y ramas de árboles a ambos lados de la carretera, para crear las condiciones para el aterrizaje; además, fueron encontradas tres lámparas de mano Coleman, cinco botellas de agua y dos cajas de cartón vacías.
El comisionado mayor Douglas Zeledón, jefe departamental de la Policía de León, aseguró que a partir de la información del aterrizaje de la avioneta se activaron los retenes en todos los puntos del país, y como resultado de ese trabajo fueron retenidas más de quince personas que fueron entrevistadas.
Se encuentran detenidos en proceso de investigación, Pablo Nazario Bonilla González, de 34 años, originario de León, e Irving Saúl Pérez Flores, de 35 años, oriundo de Chinandega.
En el sector de Malpaisillo, efectivos policiales decidieron disparar a las llantas de una camioneta cuyo conductor se rehusó a detenerse. El vehículo fue detenido en San Francisco Libre.
Reconstruyen escena
También se retuvo a un Yaris azul, placa M-0423557. El equipo de investigación policial efectuó este sábado en horas de la mañana una reconstrucción total de los hechos en el sector de la hacienda San Gabriel, para obtener mayores detalles que contribuyan al esclarecimiento del aterrizaje y vuelo de la avioneta bimotor.
“La manera sospechosa del aterrizaje, el vuelo de la avioneta y las condiciones propicias en el terreno, corresponden a características propias de una operación de narcotráfico, pero podría ser otra cosa, estamos realizando mayores investigaciones, porque podría tratarse de tráfico de armas, de ilegales o de otra cosa”, señaló Zeledón.
Además, dijo que lo importante es investigar y lograr documentar la evidencia para determinar qué tipo de operación es la que se realizó.
El narcotráfico internacional hace estudios en diferentes vías terrestres, marítimas y aéreas para crear las bases de una operación posterior, y la zona de Malpaisillo se encuentra entre ellas.