Nacional

Denuncian represión laboral y confabulación del Mitrab


Melvin Martínez

Los empresarios extranjeros de la zona franca se aprovechan para explotar a los trabajadores más allá de lo que uno se pueda imaginar, denunciaron ayer dirigentes sindicales.
Concretamente señalaron a la Ning Sing, propiedad de taiwaneses, quienes en el primer mes del año han despedido a 50 trabajadores.
Fidias García López, Secretario General del Sindicato “Ernesto Guevara”, afirmó que reiteradamente estos extranjeros violentan sus derechos sindicales, laborales y humanos, profiriendo amenazas en contra de los trabajadores, diciéndoles que no se les acerquen ni les hablen, de lo contrario serán despedidos.
“Para ir a los baños somos vigilados, están pendientes de qué trabajadores hablan con nosotros para así amenazarlos o despedirlos”, dijo el dirigente
sindical.
Sindicalizarse significa ser despedido
Los supervisores de la empresa han promovido una virtual “cacería” contra los sindicalistas, lo que viola el derecho a la libertad sindical, derecho al trabajo y los mismos derechos humanos, afirmaron.
García denunció que la patronal de la empresa obliga a los trabajadores a firmar la afiliación al sindicato “blanco” de los taiwaneses con la amenaza de que de no hacerlo serán despedidos.
Supervisores del Mitrab: cómplices
Pero lo más grave del caso, según García, es que los inspectores del Mitrab se confabulan con la patronal, ya que al parecer, éstos antes de llegar a supervisar la empresa, avisan a los empleadores para que se preparen y “muestren una imagen irreal de la empresa”.
“Hay una denuncia ante el Mitrab y esperamos una resolución, el jueves hubo una visita a la empresa y avisaron a la patronal los mismos inspectores del Mitrab. Ya eso estaba amarrado”, denunciaron.
Entre otras anomalías, mencionaron, además, la falta de materiales de protección para los trabajadores ubicados en áreas donde laboran con químicos.
“Lo que hacen es inhumano, nosotros lo que queremos es respeto, que no se les olvide que son inquilinos en nuestra tierra”, concluyeron los trabajadores.