Nacional

Protestan por muerte de joven costeño


T “Recurriremos ante el Presidente para exigir que castiguen al policía voluntario”, afirman familiares de la víctima
T “Exigimos justicia. No queremos policías racistas”, coreaban protestantes
Heberto Jarquín
Bluefields, RAAS
Decenas de habitantes de Laguna de Perlas y de otras comunidades vecinas marcharon el martes y el miércoles para protestar por la muerte de Johnny Garth Downs, un joven de 21 años que falleció tras recibir un disparo cuando era capturado junto a dos amigos la noche del sábado.
En las marchas participaron hombres, mujeres y niños que gritaban en coro: “Exigimos justicia. No queremos policías racistas. No queremos policías que sólo buscan droga. Queremos policías que protejan al pueblo”.
Hubo momentos en que se caldearon los ánimos de los manifestantes y algunos amenazaron con quemar el cuartel de la Policía de Laguna de Perlas.
Pastor Guadalupe García, el policía voluntario que realizó el disparo que acabó con la vida de Garth, dijo que el hoy occiso se le abalanzó cuando lo iban a capturar, y que el arma se disparó sola en el momento en que forcejeaba con Garth.
La patrulla respondió al llamado de un ciudadano que había denunciado una agresión de parte de tres jóvenes en la cancha comunal de la comunidad caribeña, pero al intentar detener a los supuestos agresores, sucedió el percance donde perdió la vida Johnny Garth.
Sin embargo, esta versión es rechazada por Dean Downs, primo de Johnny Garth, quien dijo que García lo mató intencionalmente. “Tenemos testigos que pueden confirmarlo”, señaló, advirtiendo que una comisión viajará a Managua para exigirle al presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, que interceda para que se haga justicia en este caso.
En tanto, el ex concejal Roberto Tinkan se quejó porque, según él, la Policía sólo sirve para buscar droga. “Además, tiene actitudes racistas; muestra de ello es que en Laguna de Perlas no existen oficiales del orden público que hablen inglés, la lengua materna de la mayoría de los habitantes de ese municipio”.
A juicio
En la audiencia preliminar realizada el lunes, el fiscal auxiliar de la RAAS, Francisco Mairena, acusó al ex policía voluntario Pastor García por el delito de homicidio preteintencional. Esta acusación fue admitida por el juez Penal de Audiencias, Martín Henríquez Sotelo, quien le aplicó al procesado la medida cautelar de prisión preventiva y programó la audiencia inicial para el 13 de febrero.
Por su parte, el jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía de la RAAS, subcomisionado Rolando Coulson, dijo que en la reconstrucción de este caso se demuestra que el fallecido Johnny Garth atacó al policía voluntario Pastor García.
“Una muestra de que forcejearon es que el cadáver de Garth tenía dos especies de rasguños en uno de sus costados que fueron provocados por el arma (fusil AK) que portaba García”.
Coulson rechazó la versión de que la Policía es racista. “Yo mismo tengo sangre creole, pero no actuamos con criterios raciales a la hora de garantizar el orden”, concluyó.