Nacional

Concejal de Tola recobra su “libertad”… y su cargo

*** Marchó con centenares de pobladores de Juzgados a la iglesia

Lesber Quintero

TOLA
Después de llegar a un acuerdo con una persona que la acusaba por injurias y calumnias, la concejal del gobierno municipal de Tola, Rita Medina, recuperó ayer su “libertad” y su puesto como Secretaria de la Alcaldía, ya que producto del proceso judicial había quedado suspendida del cargo por orden de la juez del Juzgado Local Único de Tola, Astrid Fonseca, quien a la vez le había restringido la movilización, ya que sólo podía salir de su casa de habitación ubicada en la comarca Nancimí, al Centro de Salud de Tola, donde Medina labora como enfermera.
Las restricciones y la suspensión del cargo fueron implementadas por la judicial como parte de las medidas cautelares que dictó en contra de Medina, al final de una audiencia inicial que se celebró el 18 de enero. Sin embargo, ayer a eso de las diez de la mañana todo lo actuado en la audiencia inicial fue dejado sin efecto por la misma juez, ya que Medina y el ciudadano Geovany Loáisiga, que es quien la acusa, acudieron al juzgado para llegar a un satisfactorio arreglo, que motivó a la judicial a mandar archivar el caso y dejar sin efecto las medidas cautelares que dictó en contra de la Secretaria del Concejo toleño.
Loáisiga señaló a EL NUEVO DIARIO que decidió por cuenta propia desistir del caso, “pero hay un compromiso donde ella (Medina), se compromete a respetar los estatutos de la comunidad indígena y sobre todo a no incidir ni tomar parte en las decisiones de la comunidad, y mucho menos haciendo uso de su cargo como Secretaria del Concejo”, detalló.
Salen lágrimas y acusa a la alcaldesa
A la vez, indicó que acusó a Medina por injurias y calumnias porque ésta lo acusó primero a él por el mismo delito, “y eso se dio a raíz de una publicación que salió en Internet, en la cual se señalaba a Medina de actos ilícitos, y ella me acusó a mí de haber hecho esa publicación, pero al no comprobarme nada yo hice la contrademanda”.
Por su parte, Medina se mostró muy contenta y no pudo evitar que le salieran algunas lágrimas, ya que aduce que todo esto era una trama montada por la alcaldesa Loida García, y lo mismo dicen sus colegas concejales César Lumbí, Manuel Antonio Baldelomar y José Dolores Ruiz.
Cabe destacar que a las afueras del juzgado de Tola, llegaron entre 200 y 300 personas que respaldaban a Medina, y una vez que ésta salió del complejo judicial, salieron con ella hacia la iglesia y a la alcaldía de este municipio.