Nacional

“Cero” controles con visas emitidas en Costa Rica

* Autoridades de anterior administración prometieron endurecer controles ante escándalo, pero todo sigue igual

Las medidas de seguridad que se aplicarían para evitar las supuestas falsificaciones de visas, aparentemente, no se hicieron efectivas o continúan en estudios.
EL NUEVO DIARIO obtuvo una visa emitida en el Consulado General de Nicaragua en Costa Rica, el 13 de diciembre de 2006, la cual en nada varía con otra visa extendida el 03 de enero del corriente.
Si comparamos ambas visas legalmente tramitadas con la supuestamente falsificada tampoco hay diferencia, solamente cambia el nombre y el sello de la funcionaria que autoriza la emisión del documento de viaje.
Tras las publicaciones de EL NUEVO DIARIO en noviembre del año pasado sobre la supuesta emisión de visas a ciudadanos de la República Popular de China, autoridades de Cancillería del anterior gobierno anunciaron que estaban estudiando una serie de medidas de seguridad, aduciendo que se le había falsificado las firmas y los sellos a al menos cuatro funcionarios diplomáticos, principalmente en los Consulados instalados en Costa Rica.
No obstante, este periódico reveló la semana pasada que en el Consulado General de Nicaragua en Costa Rica existe falta de seguridad y de control en la emisión de visas, ya que ponían a realizar estos trámites a personas ajenas al área consular.
Inclusive, algunos conductores admitieron haber llenado visas para ciudadanos chinos y uno que ya no trabaja ahí aseguró que es suya la letra que figura en la visa publicada por este rotativo el año pasado, donde aparece una firma y un sello con el nombre de la Ministra Consejera con Funciones Consulares, Karla Carcache.
EL NUEVO DIARIO también reveló que no existen otras visas supuestamente falsificadas, tal como lo hicieron saber las autoridades de Cancillería cuando estalló el escándalo.

Esta información fue confirmada por autoridades policiales este fin de semana, las que anunciaron que tras nuestras nuevas revelaciones están coordinando con el Ministerio Público un viaje a Costa Rica, para reanudar la investigación de este caso, el que nunca estuvo cerrado, como creían algunas autoridades diplomáticas del anterior gobierno.
“Entre las medidas que se están estudiando está cómo cambiar el sello de visa por un sello más profesional, donde se haga más difícil la falsificación. Ésa es una de las medidas, además de otras que anunciarán en su momento, y otras que no podremos anunciar para no alertar a los que se dedican a falsificar estos documentos”, adujo en esa oportunidad el vicecanciller Williams Slate.
En la misma nota publicada en noviembre del año pasado se lee que Slate “insistió en señalar que la Cancillería desarrolló una serie de medidas para evitar la suplantación de esos documentos antes de que se diera a conocer ese hecho por EL NUEVO DIARIO”.
Sin embargo, a la fecha no se observa ninguno. Algunas personas nos facilitaron sus documentos de viaje para que el lector juzgue si se aplicaron o no estas medidas. Por razones de seguridad borramos los nombres de quienes nos hicieron este favor.