Nacional

“EPN ni en quiebra ni descapitalizada”


Mauricio Miranda

Alejandro Fiallos Navarro, ex presidente de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), aseguró que esta entidad no se encuentra en quiebra ni descapitalizada, tal como lo informaron sus nuevas autoridades, el pasado lunes.
Fiallos, quien dijo haber estado fuera del país por motivos de salud, aseguró que las deudas pendientes que tiene la empresa portuaria no son de un mil 65 millones de córdobas, como aseguró Virgilio Silva, nuevo titular de dicha entidad, sino que suman C2 millones de córdobas, situación que según él, fue informada durante el traspaso de gobierno.
“Me asombra que el señor Virgilio Silva diga que la Empresa Portuaria Nacional está totalmente quebrada, lo cual es falso”, aseveró.
Alejandro Fiallos dijo desconocer las razones del porqué en el informe financiero que presentó Silva el pasado lunes, se incluyeron 522 millones que “contablemente” existen, pero que “nadie sabe a quién se le deben, deuda que es acarreada según él, desde los años cincuenta.
“Lo lógico es que el Ministerio de Hacienda lo depure. Contablemente existe esa figura, de depurar, apartar (porque) a nadie se le debe. Allí es donde Virgilio se equivocó totalmente”, sostuvo Fiallos.

Las deudas de la EPN, según Fiallos
Fiallos reconoció las deudas pendientes con China Taiwan por un préstamo de US.2 millones, equivalentes de C9 millones. Así mismo, dijo que la EPN tiene compromisos por US.7 millones por un préstamo otorgado por el banco KBC de Bélgica, dinero que fue destinado para el dragado en Corinto, en El Bluff y río Escondido.
Y el tercer empréstito que reconoció fue de US.1 millón, equivalente de 20 millones de córdobas, otorgados por la agencia KFW de Alemania, y que fueron destinados a la reparación del muelle de Puerto Cabezas, obra duramente criticada por las nuevas autoridades.
Jorge Sequeira, ex Gerente Financiero, remarcó que las obligaciones de la EPN ascienden a C0 millones, que son “pagaderos a largo plazo”. Dijo, además, que en el presupuesto para 2007 se incluyeron C millones que serán destinados para honrar parte de los compromisos con China y la KBC de Bélgica.
Por otro lado, rechazó el balance que revela el informe Situación Actual de la EPN presentado por Silva, al asegurar que la empresa portuaria cuenta con 73 centavos para hacer frente a cada córdoba adeudado, y no 25 centavos, como puntualiza dicho documento.
Virgilio Silva desmiente
EL NUEVO DIARIO se comunicó con Virgilio Silva, Presidente Ejecutivo de la EPN, quien desmintió los argumentos presentados en rueda de prensa por Alejandro Fiallos y Jorge Sequeira, ex Gerente Financiero de la entidad.
Según Silva, el mismo Sequeira le informó a la administración entrante en una exposición, que la EPN estaba “quebrada, insolvente, ilíquida e inauditable”. “El mismo señor Sequeira lo dijo aquí, con su contador”, aseveró Silva.
“Los estados financieros te dicen todo. Él (Fiallos) firmó los últimos estados financieros, y esa es la situación que está. Y el financiero que se fue (Sequeira) se vino a trabajar aquí con nosotros, él planteó aquí que la empresa estaba en quiebra, que estaba insolvente”, dijo.
El presidente ejecutivo de la EPN dijo que la crisis de la empresa la puede corroborar Juan Peters, auditor interno de la entidad. Silva rechazó también que en el presupuesto de la empresa portuaria para 2007 se hayan incluido partidas para saldar parte de las deudas pendientes con China y Bélgica, y señaló que tampoco existen fondos para inversión, lo cual se lo confirmó el mismo Alejandro Fiallos, aseguró.
“Ahorita estamos haciendo una auditoría y vamos a ver los resultados”, manifestó el titular de la EPN.

Aclaración del redactor
El pasado lunes 22 de enero, tras las denuncias hechas por Virgilio Silva en rueda de prensa, sobre el estado financiero de la EPN, Filemón Bonilla, líder sindical de la empresa portuaria, facilitó una lista a distintos medios de comunicación con los nombres de trabajadores supuestamente “fantasmas”.
La información fue publicada en EL NUEVO DIARIO, y en ésta se incluyó a Álvaro Cuadra Chamorro, Lucila Sánchez de Reyes, Yma Yara Borge y Mónica Hernández, quienes son trabajadores de la empresa. Este redactor se disculpa por el daño causado a la honra e imagen de estas personas.