Nacional

“Sería un debate de nunca acabar”

* Ciencia y religión son incompatibles, la primera se basa en hechos, la otra en dogmas, señala

Tania Sirias

El coordinador nacional de la Sociedad Nicaragüense de Medicina General, y director del Centro de Estudio de Prevención Social, doctor Leonel Argüello, afirmó que un debate entre la ciencia y la religión es incompatible, pues la ciencia se base en hechos demostrados, mientras que el dogma sólo tiene sustento en la creencia, sin necesidad de comprobación.
“Realizar un foro como lo expone monseñor Miguel Obando es un debate de nunca acabar, pues cada cual pondría sus puntos de vistas, los cuales son incompatibles. De llevarlo a cabo serían los médicos especialistas quienes expongan sus conocimientos al realizar la práctica médica. A ningún médico nos gusta hacer un aborto, como a ninguno le gusta amputar un pie”, dijo Argüello.
Advirtió que la penalización del aborto trae como consecuencia el aumento en la muerte materna, pues la mujer que se tenga que practicar una interrupción del embarazo lo hará, aunque sea en un ambiente inseguro, señaló el galeno.
Azalea Solís, del Movimiento Autónomo de Mujeres, afirmó que la propuesta del cardenal Obando dio, era la que se propuso en un primer momento. Nosotras siempre dijimos que se escuchara a la ciencia, pero ahora resulta absurdo, pues esperan que la Corte Suprema falle a favor de revertir la penalización del aborto terapéutico.

Debate con connotaciones políticas
Por su parte, a la teóloga María López Vigil le sorprendieron los comentarios del cardenal Obando, pues recuerda las manifestaciones a las que convocó en contra del aborto terapéutico en 1998. “Él estaba en la tribuna gritando: “No al aborto terapéutico”. Igualmente estuvo en la marcha realizada el seis de octubre del año pasado, donde solicitaron al Legislativo la derogación del artículo 165”, remembró.
“Se tiene que dar un debate, aunque me sorprende que lo diga el cardenal Miguel Obando que antes estaba en contra del aborto terapéutico. A mi parecer, este cambio tiene connotaciones políticas, y él (Obando) le está allanando el camino al Frente Sandinista para que se retracte, aportando una idea diferente de la que hasta ahora había mantenido”, dijo la teóloga.
También lamentó la posición tan insensible de monseñor Brenes, pues no percibe qué es el aborto terapéutico. “Él decía que está demostrado por la ciencia que siempre se puede salvar a la madre y al feto, pero eso no es cierto. Además, en Nicaragua no se pueden atender problemas de salud sencillos, mucho menos que contemos con tecnología médica, en ese caso él se equivoca”, concluyó López Vigil.