Nacional

Debayle afirma que Ruth Herrera acusa sin pruebas


Oliver Gómez

“Que muestre documentos, soportes y hasta los resultados de auditorías internas y de la Contraloría, para hacer una denuncia seria y responsable, para que uno le pueda contestar de la misma manera”, pidió el ex titular de Enacal, Luis Henry Debayle Solís, a su sucesora, Ruth Selma Herrera Montoya, ante los múltiples señalamientos que ha recibido de esta última funcionaria.
Debayle asegura que hasta ahora Herrera no ha podido demostrar públicamente lo que repitió una y otra vez en los últimos cinco años. “Dijo que había puestos fantasmas, salarios fantasmas, anomalías en las compras, tarjetas de crédito pagadas por Enacal, ventas y compras de vehículos nuevos, un montón de cosas que resultaron mentiras y ahora no puede comprobarlas”, señaló.
Manifestó que la Contraloría sabe perfectamente lo que se vendió como chatarra y lo que no, “porque yo le mandé hasta el último documento a la Contraloría, y ahora soy yo quien le va a pedir al ente fiscalizador que por favor intervenga y determine las responsabilidades en cada una de sus denuncias”, dijo.
Debayle asegura que todavía el Departamento de Auditoría Interna y la Contraloría están trabajando en determinar irregularidades en esa venta, “y hasta ahora nadie ha abierto la boca para explicar que todo el proceso fue correcto, y que no hay ningún problema”.
Reconoció que durante la venta de chatarra “salieron dos camiones de forma irregular y eso lo detectamos con la vigilancia interna. Se trata de un mil toneladas que salieron en venta y no se reportaron, pero eso lo denunciamos en la Policía Nacional y existe soporte de esta denuncia”.

Saben lo que pasó porque está en actas, dice
Agregó que esa situación, incluso, aparece en las actas de la Junta Directiva de Enacal, y por esa misma razón es que la nueva administración puede conocer ahora lo que pasó, porque hubo una investigación de la Policía y fueron corridos varios funcionarios de la empresa a petición de los directivos.
Otra denuncia similar asegura que también descansa en los archivos de la Policía y las mismas actas de Enacal, pues de las bodegas de la empresa sustrajeron millón y medio de córdobas en equipos y materiales, pero también se reportó y hubo su repercusión.
“Como presidente de Enacal hice lo que se tenía que hacer”, agregó, al revelar el último robo durante su administración: 12 mil aparatos de macro y micro medición.
Relató que estos medidores estaban en una bodega que cuidaba la empresa de seguridad privada, Vanguard Security, y también fue denunciado ante las autoridades de la Policía Nacional una vez que se recibió el informe de esta compañía de vigilancia, la cual tuvo que pagar lo sustraído.

Lanza culpas a Zelaya Blanco
Respecto de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), donde era miembro de la Junta Directiva, Debayle confesó que siempre le pidió los resultados de auditoría interna a Roberto Zelaya Blanco, titular de esa cartera, y jamás los quiso exponer en las sesiones y mucho menos a nivel personal.
No obstante, confesó que su nombre aparece implicado en las anomalías porque autorizó una donación para proyectos sociales y 250 dólares para viáticos de varios inspectores, quienes debían revisar cargas en los puertos.
“Pero yo nunca me pagué ni un viático ni una dieta, y no entiendo por qué sólo señalan a Zelaya y a mí, cuando todos los miembros de la Junta Directiva aprobamos esto”, refirió.