Nacional

PGR investiga la permuta-despojo

Ex Presidente de Enacal con una explicación poco convincente

La Procuraduría General de la República (PGR) ya está investigando la extraña permuta de propiedades que hubo entre Enacal y la Junta Liquidadora de Banco de la Vivienda de Nicaragua, pero de antemano adelantaron que hubo anomalías en el proceso, porque éste debió ser aprobado por el Parlamento, por lo que podrían haber acciones civiles y penales contra los responsables.
“La investigación va en dos vías: civil y penal de forma paralela, porque aunque el caso fue remitido a la Procuraduría Civil, si hay hechos reñidos con las normas penales, también se va a ver”, confirmó ayer el procurador auxiliar civil, Humberto Cortés, quien está a cargo de las pesquisas que este mismo miércoles iniciaron con la recepción de todos los documentos relativos a la permuta.
Cortés indicó que hasta ahora lo que tienen es la escritura de la transacción, los planos, las certificaciones de actas donde el ex presidente ejecutivo, Luis Debayle, autorizó la transacción, pero hay que profundizar en el caso de forma tal que la Procuraduría está solicitando más información al Departamento de Asesoría Legal de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y alcantarillados (Enacal).
La investigación de la Procuraduría inició a raíz de la denuncia que realizó la nueva presidenta ejecutiva de la empresa, Ruth Selma Herrera, anunciando que no permitirían el despojo de los bienes de la empresa.
El terreno que reclama Enacal tiene 3.9 manzanas y está ubicado en el corazón de Managua, y fue permutado por Debayle por otro de seis manzanas ubicadas en Los Brasiles, propiedad del Bavinic.
El “error involuntario”
La transacción se realizó el 31 de enero de 2006 mediante una escritura pública que indica que como parte del proceso de liquidación de activos del Bavinic, cometió “un error involuntario” al vender a un particular las 3.9 manzanas de Enacal
Debido a esto, Debayle, en representación de Enacal, y el Bavinic, acordaron “corregir el error” mediante la entrega por parte de éstos de seis manzanas en Los Brasiles, y 200 mil dólares en efectivo, a cambio de que Enacal entregara las 3.9 manzanas.
El procurador auxiliar civil, Humberto Cortés, dijo que aunque las investigaciones están comenzando, “a simple vista se ve que hay una transacción con actuaciones revestidas de premeditación y alevosía, y con ánimo --inclusive-- de perjudicar al Estado en beneficio de particulares… Esa es la verdad”.
En ese sentido Cortés explicó que la Ley de Disposición de Bienes del Estado establece claramente cómo es que se dispone de los bienes: una forma es que el presidente de la República emita un acuerdo presidencial facultando al Procurador para que enajene una propiedad con base en los requisitos establecidos, y la otra forma es a través de la Asamblea Nacional, porque cuando un bien cuesta más de 80 mil córdobas, ni el mandatario tiene facultad para enajenarlo, sino que el Parlamento tiene que hacerlo por medio de la emisión de una ley.
En la permuta Enacal-Bavinic ellos establecieron un valor superior a los 200 mil dólares, “entonces desde ahí ya hay una violación a la Ley de Disposición de Bienes del Estado”, apuntó Cortés.
La Procuraduría señaló que a más tardar el lunes podrían tener los primeros hallazgos que permitan establecer las violaciones a las disposiciones. El procurador general de la República, Hernán Estrada, orientó a la Procuraduría Civil actuar con diligencia y rapidez en el caso.
Lo que dice Debayle
El ex titular de Enacal, Luis Debayle Solís, dijo que Adolfo Chamorro, ex titular del Bavinic, se apareció el año pasado en su oficina explicando que por un “error involuntario” había vendido 3.9 manzanas de terreno que pertenecían a la Aguadora sobre la 35 Avenida.

“Órdenes superiores”
Debayle señaló que Chamorro llegó explicando que este lote fue incluido en una licitación de liquidación de terrenos del Invur, y ya le habían cancelado la mitad de este dinero, 50 mil dólares, “y aunque se le explicó que no se podía ejecutar esa venta, finalmente se tuvo que acceder por órdenes superiores”.
Precisó que fue Chamorro quien propuso la permuta para que Enacal recibiera en compensación las seis manzanas de terreno ubicadas en Los Brasiles, las que fueron donadas al Proyecto Managua Periferia (Promaper) de la Unión Europea.
“Yo no sabía quién era el comprador, pero ahora me doy cuenta de que fue un guatemalteco, sobre lo que don Popo debe aclarar. Tampoco sabía que el terreno de Los Brasiles lo peleaba Donald Spencer y estaba en litigio, pero la venta fue aprobada por la Junta Directiva de Enacal y eso aparece en acta, por eso finalmente firmé el documento de compra-venta”, refirió.
Es extraño que Debayle no supiera lo de Spencer, ya que está consignado expresamente en la escritura de permuta, y más extraño aún que no se preocupara por averiguar cómo había hecho el Bavinic para inscribir la venta de un terreno del que no tenía dominio.