Nacional

“Bush, corrupto dictador”

* Envían correo a END en el que señalan que el Presidente de EU engaña a su pueblo con una guerra por petróleo y no por defender al país * Confirman que Víctor les dijo el Día de Acción de Gracias: “Si me matan, no sabré por qué muero” * Todavía esperan que les entreguen los restos, y demandan que la viuda sea retirada de Irak donde también puede encontrar la muerte

Tania Sirias

Familiares del soldado muerto en Irak, Víctor Langarica Lucas, reaccionaron molestos y ofendidos por el Gobierno norteamericano, que hasta ayer no repatriaba los restos de su deudo. En un correo electrónico enviado a EL NUEVO DIARIO, exponen las razones de su disgusto.
“Víctor estaba en contra de esa guerra porque decía que no tiene sentido, y que es una guerra manipulada por un corrupto dictador llamado George W. Bush, el presidente que ignora al pueblo americano con tal de salir con lo suyo. Esta guerra no se trata de defender a los Estados Unidos, esta guerra se trata de apoderarse del petróleo de Irak”, reza la misiva enviada.
En una conversación telefónica con Perla Lucas, quien espera el cuerpo de su hijo en Atlanta, afirmó que Víctor no sabía por qué estaba peleando en Irak, y que le parecía una guerra injusta. “Si me matan no sabré por qué muero”, fueron las palabras del soldado, quien estuvo de vacaciones el Día de Acción de Gracias.

Familia enojada
“Estamos muy enojados, la vida de nuestro pequeño y valiente soldado fue quitada inútilmente, y el único responsable es el dictador George W. Bush”, afirmó Rudy Lucas, tío del soldado.
La madre de Langarica está a la espera de la respuesta de la Armada de EU, de permitir que la esposa de Víctor, Katie Lebely, sea trasladada a una base en Estados Unidos, o bien a una zona libre del conflicto en Irak. Lucas expresó que si su nuera regresa a Irak podría morir, y su nieto Deevic podría quedar huérfano de padre y madre.

Esperan el cuerpo, si es que llega
Víctor Manuel Langarica, hijo de Perla M. Lucas, murió el domingo en la madrugada cuando el helicóptero en que viajaba --un Black Hauk del Ejército norteamericano-- fue derribado por un misil. Víctor sirvió nueve meses en Afganistán y estaba en su segundo tour de servicio en Irak.
Este soldado pertenecía a la 82 Airborne de paracaidistas especiales de asaltos, era el único soldado a bordo en ese helicóptero, acompañado de 11 oficiales de alto rango.
La familia de Langarica está a la espera de que el Ejército norteamericano traslade los restos del soldado, cuya llegada estaba prevista desde el martes de esta semana. “Todavía el Army no nos puede decir cuándo viene su cuerpo, si es que hay uno”, dice la nota enviada por Rudy Lucas.