Nacional

Falla intento de liberar a narcotraficante


Yelba Tablada

JUIGALPA, CHONTALES
Con una orden de libertad respaldada por las firmas falsificadas de los magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de las circunscripción central, personas aún desconocidas intentaron sacar de la Cárcel Modelo al narcotraficante guatemalteco Juan Carlos Fernández.
La maniobra se detectó al momento en que los desconocidos llegaron al Sistema Penitenciario de Tipitapa, lo que despertó sospechas entre las autoridades del penal, que al instante llamaron al Tribunal para confirmar la sentencia.
El documento presentaba el sello y la firma de los magistrados que integran la Sala Penal, Carlos Alberto Padilla, José Luis Díaz Marenco y Víctor Manuel Báez, los que de inmediato negaron la existencia de esa sentencia falsa.
El caso está en manos de la Policía Nacional de Chontales, que deberá comprobar si el sello que aparece en el formulario de la orden de libertad es original o falso. “Pero todo se va a esclarecer cuando la investigación finalice”, dijo el magistrado Víctor Manuel Báez.
Juan Carlos Fernández fue procesado y condenado en Chontales por el delito de narcotráfico y trasladado al Sistema Penitenciario de Cuisalá; luego lo remitieron a la Cárcel Modelo para que cumpliera su condena.
Informó el magistrado que agentes de Auxilio Judicial han llegado a entrevistar al personal del Tribunal, después que su presidente, el doctor Carlos Alberto Padilla, interpuso formal denuncia en la Policía, pero su trámite ha sido bastante lento.

Fiscalía investiga
Por su parte, la licenciada Aurora Amador, fiscal departamental, dijo que una vez que la Policía finalice las investigaciones sobre la falsificación de las firmas de los tres magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones, procederán a acusar a todas las personas que resulten implicadas en este caso.
La licenciada Amador consideró que una persona que se atreve a falsificar la firma de tres magistrados de un Tribunal de Apelaciones, es porque ya está bajo un aspecto delictivo peligroso, capaz de cometer cualquier delito sin importarle las consecuencias.
“La investigación de esta falsificación de firmas marcha por buen camino, y las estrategias que estamos desarrollando en coordinación con la Policía no las podemos revelar, porque si lo hacemos estaríamos preparando a los posibles autores para que desde ya empiecen a defenderse”, señaló la fiscal.
Amador negó que el proceso de investigación vaya lento, como lo manifestó el magistrado Víctor Manuel Báez, ya que a estas alturas han realizado una serie de diligencias que están avanzadas.