Nacional

“Problema es entre dos familias”

** Ejército y Policía Nacional concluyen que no hay inseguridad y que problema es entre dos grupos ** Cambios de responsable de destacamento es un hecho, asegura jefe militar ** También será removido el jefe policial en la zona

EL ALMENDRO, RÍO SAN JUAN
El jefe del Quinto Comando Militar del Ejército, coronel Ronaldo Velásquez, dijo que en vista de la solicitud del alcalde Wilfredo Argüello y autoridades locales de El Almendro, el cambio del jefe del destacamento en el municipio se hará próximamente, mientras el secretario del Concejo, Mónico Escobar, aseguró que también el jefe de la Policía, capitán Gustavo Ortega Hernández, será sustituido.
El jefe militar explicó que la institución castrense había contemplado la rotación del jefe militar en El Almendro, teniente primero Morlan Jarquín; sin embargo, no se produjo a finales del pasado año a solicitud de las autoridades civiles locales y ciudadanos, entre ellos el sacerdote Pablo Alexis.
Velásquez afirmó que el cambio de la jefatura militar en El Almendro se producirá en febrero.
Investigación concluye
El coronel Velásquez señaló que la investigación concluye y que no existe un clima de inseguridad ciudadana en El Almendro, y que tanto el Ejército como la Policía mantienen el control y que el problema es entre dos familias, las que tienen que resolver por otra vía sus diferencias.
Indicó que corresponde a la Policía esclarecer la muerte de Oswaldo Escobar López, “El Brujo”.
Las breves declaraciones del jefe del Quinto Comando Militar no satisfacen las expectativas expresadas por la familia Escobar, especialmente las de don Mónico Escobar, quien señala que el Ejército utilizó como informantes a Eddie Alfonso Mendoza y a Julián Serrano, y la confianza que en ellos depositaron ha generado una vendetta entre ambas personas con la familia Escobar.
El teniente coronel Noel Pichardo dijo en su visita a El Almendro, donde realizó las indagaciones del caso, que el Ejército dictará una resolución sobre el caso y que podrían enviar a quien salga “embarrado” bien a una auditoría militar o a los tribunales civiles.
Declaración
Las declaraciones del obispo Oscar René Sándigo conllevaron a una reunión entre el alcalde y el Concejo, y al término de la misma emitieron un pronunciamiento.
En el mismo sostienen que es evidente que hay un problema de enfrentamiento entre dos familias a quienes sugieren atender y buscar una salida amigable, que no existe ningún grupo armado, sino delincuentes que han realizado algunas acciones, fundamentalmente el delito de abigeato.
Asimismo, refieren que el asesinato de la señora Lisette Hurtado González fue esclarecido, los asesinos capturados y procesados.
Al final ratifican la confianza en las distintas instituciones, en el municipio y se comprometen a redoblar esfuerzos para mantener la paz, la confianza y estabilidad, así como piden confiar en el gobierno local.