Nacional

Secreto y desinformación

• Nadie conoce acuerdos con Venezuela e Irán, cómo inciden en deuda externa, o si desaparece Albanic y asume el Estado • Repercusiones de medidas tomadas en Honduras tampoco encuentran seguimiento en fuentes energéticas de aquí • Programas que involucran a sociedad civil son desconocidos por las organizaciones, y hay un silencio administrativo preocupante

Han transcurrido seis días desde la toma de posesión del nuevo gobierno, y aún el Estado permanece a la deriva. Primero, porque se desconoce quiénes ocuparán los cargos de más del cincuenta por ciento de algunos ministerios, instituciones y direcciones, mientras el otro cincuenta por ciento se niega a hablar con los medios de comunicación.
Hasta hoy el personal administrativo se presenta a las instituciones para terminar informes retrasados o tener interminables sesiones de trabajo con los nuevos encargados de dirigir la cuestión pública, quienes, al ser requeridos por los periodistas sobre asuntos concretos, lo único que saben hacer es encogerse de hombros y decir: “No sé sobre eso, desconozco el tema, me estoy acomodando”, y luego te transfieren a otra instancia.
Esto ocurrió cuando EL NUEVO DIARIO intentó obtener información relacionada con las medidas tomadas por el gobierno de Honduras con las petroleras, para que faciliten la infraestructura de almacenamiento de combustible, para saber si algo parecido podría aplicarse en Nicaragua, pero no fue posible, pues en el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) se nos informó que el director de Hidrocarburos, Donald Espinoza, se encuentra fuera del país y retorna hasta este martes.
Tratamos de obtener declaraciones del presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Emilio Rappaccioli, pero la vocería de esta institución nos dijo que era difícil que nos atendiera en estos momentos que acaba de asumir el cargo.
Convenios en manos del partido
En el caso de los acuerdos firmados con Venezuela e Irán, END también intentó conseguir copias de la parte sustancial de los documentos para informar a sus lectores y que conozcan en detalle los compromisos que el país adquirió, pero la Cancillería nos dijo que eso lo estaba manejando la Secretaría del Frente Sandinista y que el Ministerio de Relaciones Exteriores no los había recibido.
Llamamos a la Secretaría del Frente y éstos nos dijeron que consultarían sobre la solicitud, y posteriormente llamaron diciendo que la compañera Rosario Murillo dijo que solicitáramos los mismos a la Cancillería, que ellos los tenían.
Volvimos a llamar a la Cancillería y la vocería de dicha institución nos dijo que harían las respectivas consultas, para saber si era posible obtenerlos, pero hasta la hora de cierre del periódico, no habíamos recibido ni una página.
Desiertos
De igual forma, pese a que Nicaragua es noticia nuevamente a nivel mundial, los sitios web de las instituciones del Estado están desiertos o desactualizados.
En el caso de la página web de la Presidencia de la República, ni siquiera cuenta con el perfil biográfico del mandatario y su primera dama, mucho menos informes de sus discursos, agenda y programa de gobierno.
En otras páginas web del Estado, parece como que Nicaragua se hubiera quedado sin información relevante desde el nueve de enero y no se hubiera dado la toma de posesión, pues no hay ninguna referencia a la actual Administración.
Desconcierto en sociedad civil
Mientras el presidente Ortega asiste a la toma de posesión del presidente ecuatoriano Rafael Correa, nadie se pronuncia respecto de nada, e incluso conferencias de prensa que fueron convocadas desde la semana pasada para presentar a las nuevas autoridades fueron canceladas, tal como ocurrió en el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).
Irving Larios director del Instituto de Investigación y Gestión Social (Inges), miembro de la Coordinadora Civil para la emergencia (CCER), expresó que la sociedad civil organizada, hasta la fecha, tampoco ha sido convocada por el nuevo gobierno.
“Esperamos que haya pronto contacto, porque sabemos que muchos líderes de la sociedad civil como Rodolfo Delgado y Orlando Núñez --que son de la coordinadora social-- están dentro del gobierno como funcionarios, así que estamos a la expectativa de que convoquen a una reunión e informen, porque una de las luchas de la CCER es la transparencia en la información, y hasta hoy no hay cambios en este particular, pues todo se está manejando de manera privada, haciendo tambalear más la poca institucionalidad existente”.
Desconocemos muchas cosas, continuó Larios, no sabemos qué es el ALBA, desconocemos cómo se financiarán los proyectos sociales que no han sido consensuados, de los que se esta hablando, ni de dónde se sacarán los fondos. Esperamos que esto sea considerado, no podemos continuar así, expresó.
Nada de nada
Pero no sólo eso. Algunos programas que supuestamente empezarán a implementarse a partir de febrero, como el denominado “Hambre Cero”, a cargo del sociólogo Orlando Núñez, no se sabe bajo qué instancia funcionará, ni si dependerá de la Presidencia, de la Vicepresidencia o del Ministerio de la Familia.
Sobre este programa tampoco se informa alrededor del presupuesto necesario para implementarlo, y si este dinero se canalizará por medio del Presupuesto General de la República o vía donaciones, lo cual se contradiría con la idea de que el mismo promueva la independencia alimentaria, pues se convertiría en un programa de beneficencia.
Durante una entrevista brindada al programa de entrevistas de Alberto Mora (Canal 4), Orlando Núñez enfatizo que las políticas generales del programa serán diseñadas por el Estado, pero la aplicación del programa estará a cargo de organizaciones de la sociedad civil, que al ser consultadas por END dijeron desconocer ese programa.
Lo único que se maneja respecto del mismo es que sus beneficiarios directos serán 75,000 familias empobrecidas y mal nutridas de Nicaragua, a quienes se les suministrará animales de granja, semillas de granos básicos y herramientas.
“Estamos interesados en cómo será ese programa, porque hasta el momento no tenemos ninguna información al respecto. Nos llama la atención que se diga que se trabajará con las ONG y con la sociedad civil organizada, porque consideramos que eso es un buen paso, una medida acertada, pues son las ONG las que han trabajado en todo el territorio nacional el tema de seguridad alimentaria.
“Pero no hay ninguna información al respecto, y aunque considero que hay capacidades y disposición en las organizaciones, cualquier cosa en la que se nos tome en cuenta debe ser consensuada”, declaró Larios.

TRABAJADORES SE QUEJAN
• Trabajadores de Telcor manifestaron que el nuevo director de la institución les manifestó que no se preocuparan porque no despediría a nadie, pero agregó que llevara a “su gente” a laborar en la misma institución. “Eso siempre te preocupa, señalaron los trabajadores, porque con la austeridad que se maneja el Estado el hecho de traer a “su gente” quiere decir que habrá supernumerarios, y eso pone de todos modos en riesgo tu plaza”.
• Mientras en otra institución del Estado los trabajadores manifestaban que pese a las múltiples reuniones de las nuevas autoridades, no se sabe si habrá cambios en las mismas, porque nadie informa sobre nada y no hay apertura.
• En algunas instancias se ha notificado a todo el personal que no pueden brindar información a los periodistas para que ocupemos las oficinas de divulgación y prensa, que a la vez deberán solicitar autorización a la Dirección, y éstos serán quienes determinen si los divulgadores gestionan las entrevistas o no.