Nacional

Chávez concreta su ayuda

* Condonación de la deuda de Nicaragua por 31.8 millones de dólares * 10 mil barriles de derivados del petróleo y construcción de una refinería * 32 plantas energéticas y convenios de cooperación en salud, medicinas y comercialización de alimentos

Melvin Martínez

En el marco de la adhesión de Nicaragua al proyecto integracionista Alternativa Bolivariana para América Latina, ALBA, el presidente Daniel Ortega anunció una serie de beneficios, entre los que se encuentran la condonación de la deuda externa de Nicaragua que asciende a 31.8 millones de dólares.
El acuerdo incluye, además, la llegada al país de al menos 10 mil barriles de derivados de petróleo, y la construcción de refinería con la capacidad de almacenar más de 150 mil barriles de crudo.
Chávez anunció el envío de 32 plantas energéticas al país, que generarán más de 80 megavatios de energía.
“Esas máquinas iban para Cuba del plan Fidel-Chávez, pero las desviamos para acá. Cuando nos dijeron ganó Daniel, se desviaron para acá; seguimos con el triángulo Cuba, Venezuela, Nicaragua… Es parte del plan para realizar el supremo sueño de Bolívar y de Sandino”, dijo Chávez, quien afirmó que es el inicio del hermanamiento entre ambos países.
Durante el acto, ambos mandatarios hicieron entrega de doce tractores de manufactura iraní a cooperativas de mujeres y productores de diferentes departamentos del país.
“La unidad no sólo tiene que ser de palabras… tiene que tener carne y hueso, se le tiene que ver la carne, y ésta es la carne de nuestra unidad… Estamos dando un verdadero ejemplo de la integración y la hermandad entre dos pueblos”, agregó.
Como parte del convenio de cooperación entre ambos países, Venezuela brindará apoyo técnico en el campo de la salud y de la medicina. Los acuerdos incluyen un contrato de comercialización de alimentos entre ambos países, como la adquisición de frijoles que hará Venezuela de Nicaragua.
El ALBA incluye la apertura de una oficina del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela en el país, para dar microcrédito a los pequeños y medianos productores, hasta con dos años de gracia.
Una comisión mixta de alto nivel se encargará de dar seguimiento a la implementación de los compromisos firmados.